logoSign upLog in
YSABEL ESCOBAR

YSABEL ESCOBAR

Adoptando una actitud positiva. Quizás no podamos cambiar las circunstancias, pero siempre podremos cambiar nuestra disposición. Algo que nos ayudará a hacerlo es meditar en cómo ve Dios las cosas. Por ejemplo, si tenemos una familia que mantener, recordemos que, sin importar lo servil que parezca nuestra labor, nos permite cubrir sus necesidades, lo que a los ojos de Dios no es poco. En efecto, su Palabra dice que quien no cuida de los suyos “es peor que una persona que ha repudiado a Jehová” (1 Timoteo 5:8). Cuando comprendemos que el trabajo es un medio para lograr un fin —cumplir con el deber que Dios nos ha dado, nos sentimos más realizados y motivados que muchos de nuestros colegas.

Relevant