logoSign upLog in
Carlos López del Pino

Carlos López del Pino

To Directivos y Ejecutivos02/12/2015

¿Es acertado decir "no" al jefe? Lo más normal es que no sea lo más adecuado, ¿debe ser siempre así?. Bien es cierto que el jefe necesita de un equipo cohesionado y alineado con los objetivos, que lo son para todo el grupo o, al menos, así debería ser. Nadie se imagina a un entrenador dando consignas a un jugador y que éste se saliera de la disciplina del grupo e hiciera lo que quisiera.

No obstante hay ciertas salvedades. Si recibes instrucciones de realizar, de manera reiterada, determinadas actividades fuera de tu ámbito de competencia, cuya ejecución te descentra de llevar a cabo aquellas tareas que sí corresponden con tu función dentro de la empresa, el panorama cambia. Esta situación puede acarrearte serios problemas futuros ya que no conseguirás los resultados que se esperan de ti en las responsabilidades que tienes asignadas. En estas situaciones hay que hacer entender al jefe que, quitando situaciones de necesidad puntual, tus objetivos profesionales, dados por él mismo, y las perspectivas que hay sobre ti en la compañía están lejos de las tareas que se te van asignando. Volvamos al caso del entrenador e imaginemos diciéndole a un delantero que ocupe la posición del portero durante la mitad de cada partido. Es absurdo, aunque lo más absurdo sería que nadie le hiciera entender al entrenador que está equivocado. De igual manera pasa en el entorno profesional.

Y aquí es donde, evidentemente, está la cuestión más complicada. Particularmente soy partidario de rodearme de colaboradores que tengan capacidad para hacerme ver cuándo estoy equivocado, ya que me decanto por un liderazgo basado en la confianza, trabajo en equipo y respeto por el desempeño ajeno. Aunque no siempre sea así hay que atreverse a enfrentar al jefe con la realidad y ésta es que, de no resolverlo, puede tener consecuencias principalmente para uno mismo.

Carlos López del Pino
Relevant
  1. Carlos López del Pino
    03/12/2015 #4Carlos López del Pino
    #2 Gracias por tus comentarios. Lo cierto es que desde pequeños nos enseñan muchas cosas, a medida que vamos madurando seguimos formándonos, después seguimos aprendiendo en nuestro trabajo y nuestra vida diaria. Pero hay una asignatura pendiente. No nos enseñan a ser mejores personas, a entender nuestras emociones y cómo podemos impactar en las emociones de los demás. Confío en que eso vaya cambiando.
    Reply
  2. Carlos López del Pino
    03/12/2015 #3Carlos López del Pino
    #1 Efectivamente así es. No obstante no es fácil hacerl. Y por otro lado, siendo jefe, al recibir un no de un empleado nuestro primer impulso es tomarlo como una crítica que, lo normal, es que no le guste a uno recibirlas. Al fin y al cabo somos humanos. Pero, como bien dices, todo dependerá de la madurez personal y profesional de quien dice 'no' y de quien lo recibe. Ciertamente, es sano decir no.
    Reply
  3. Ingrid Larrain
    03/12/2015 #2Ingrid Larrain
    Me encantó....donde encuentro un jefe asi!!!
    Reply
  4. ALFONSO SANTOS ROMERO V´ZQUEZ
    02/12/2015 #1ALFONSO SANTOS ROMERO V´ZQUEZ
    Por supuesto que hay ocasiones que es de vital importancia decir no, mucho dependerá de la madurez del jefe al escuchar y saber atender estos comentarios, en un entorno donde el resultado final es el producto del esfuerzo de todo el equipo, es sano saber decir no.
    Reply