logoSign upLog in
María Iglesias

María Iglesias

To Innovación en RRHH26/12/2015

¿Cómo vencer a la incertidumbre?
Más en estos tiempos y desde siempre, la incertidumbre ha sido enemigo de la seguridad, en el ámbito laboral, en los mercados...
Frente a la incertidumbre, como gestores de personas, planteamos:
el conocimiento, la escucha activa, la observación, la empatía, la asertividad, la información.
Estas herramientas imprescindibles para una buena gestión de las personas nos ayudarán a eliminar, o al menos reducir, la incertidumbre en tu empresa:
En primer lugar, el conocimiento: planteémonos que conocemos a nuestros empleados, que conocemos sus opiniones y sus necesidades, que conocemos aquello que ellos conocen acerca de nuestra empresa y si su punto de vista es correcto o difiere de la realidad.
El conocimiento es poder, el conocimiento lo es todo, el conocimiento nos hará fuertes frente a lo desconocido. Todas estas frases nos dan una ligera idea la importancia que el conocimiento tiene a la hora de enfrentarnos a la realidad.
La escucha activa: la "rumorología" nunca debió ser nuestra amiga, ¿o sí?, ¿le sacamos algún partido?, ¿la utilizamos correctamente?, ¿tenemos identificadas las personas que dominan este arte?, y si es así, ¿están de nuestra parte?.
Un paseo por el pasillo, escuchar a ese empleado que no habla directamente con nadie pero que no para de hablar, prestar atención al inicio de las conversaciones entre compañeros... estas medidas que no suponen coste y que sólo dependen de nosotros nos permitirán crear un esquema de las fuerzas que existen e interaccionan en el interior de nuestra empresa y poder así aprovecharlas en nuestro beneficio.
Observación: acción de observar o mirar algo o a alguien con atención y detenimiento para conseguir información.
Si observáramos más, leyéramos más, nos fijáramos más, nuestro ego dejaría paso a aquello que sucede a nuestro alrededor y nos dejaría ver aquello que no nos es obvio y que realmente nos puede ser de utilidad: observar la composición de los grupos en el comedor o la cafetería, quién se va con quién al final de la jornada u observar la expresión de nuestros colaboradores cuando hay cambios o nuevas funciones a realizar nos ayudará a entender más acerca de su manera de sentir y su comportamiento en el día a día. Este conocimiento de las personas nos va a ayudar a prever sus reacciones y a dibujar futuros planes de acción más eficaces.
La empatía siempre será de ayuda desde el momento en que se le de la importancia que tiene: ponerse en el lugar del otro, entender y respetar a los demás, creer que los demás también son importantes, como mínimo al mismo nivel que lo somos nosotros, e intentar hacer que los colaboradores se sientan valorados va a conseguir el compromiso que se desea por parte de los empleados que (no lo olvidemos) han de sacar una empresa adelante.
Ser asertivo, o saber cómo decir lo que se tiene que decir, es requisito fundamental para gestionar negocios, departamentos, áreas, personas.
El arte de la asertividad se puede entrenar para conseguir así una comunicación más directa y franca (no tiene porqué ser del todo sincera) con los empleados, evitando así, frustraciones, falsas expectativas, suposiciones, equívocos y malentendidos. Además, también conseguiremos darnos a conocer como líderes y haremos más sencillo el correcto flujo informativo.
La información: el sistema de comunicación interna y sus contenidos, la clase de información que se da y la que se filtra, formará la imagen que de la empresa, y por ende, de nuestro departamento de Recursos Humanos, se tenga por parte de nuestros empleados. Esta imagen es el todo que conforma la realidad de las personas que cada día acuden a trabajar, influirá en el devenir de su jornada, de su humor, de su disposición a dar el cien o incluso el ciento diez por ciento de sí mismos en beneficio de su empresa. Este control de la información, haciendo que sea asequible y comparable a la necesidad de conocimiento de la plantilla creará ejemplo y hará que los propios empleados usen sus canales para mantener también informada a la empresa de un modo constante y eficaz, haciendo así que la incertidumbre se vea reducida al máximo.

María Iglesias
Relevant