logoSign upLog in
carlos cermelli

carlos cermelli

Si estás en plena búsqueda laboral, es importante que tengas en cuenta estos pequeños grandes errores para que no los cometas. No la pifiés, tenés todo para quedar.

Los datos de contacto sin actualizar. Tenés que pensar que tu CV es el lugar desde el cual van a contactarte. Por lo que si tenés mal tu teléfono y quieren llamarte, corrés el riesgo de nunca te logren ubicar y terminen contratando a alguien más. La dirección ponela siempre con el barrio, para que el empleador sepa en qué zona vivís y si el lugar de trabajo te queda cerca o lejos. Chequeá muy bien tu correo electrónico, acordate de que un guión bajo o uno medio pueden hacer la diferencia.

¿Sos vos? Entre las tareas de actualización no podés perder de vista el hecho de que el que manda el CV tenés que seguir siendo vos, y no el que fuiste hace 10 años atrás. La fotografía tiene que reflejar tu edad de la manera más fiel posible.

Quedarte en blanco. Si no estuviste trabajando durante un período considerable de tiempo está bueno que justifiques el por qué: si te fuiste de viaje, si te enfermaste o si decidiste replanificar tu futuro. No dejes blancos, que quede asentado que ese vacío tuvo un buen argumento y no significa que, simplemente, te cansaste de trabajar y estuviste practicando la vagancia durante meses.

En ese tiempo estuve… haciendo nada. Si estuviste cambiando de trabajo seguido, primero preguntate a vos mismo qué te llevó a la rotación. Nada mejor que tener una explicación para poder dar explicaciones. Y segundo, recalcá que te interesa aprender o crecer. Las ganas de crecimiento resultan de gran interés para los reclutadores.

No atender los llamados. Si estás buscando trabajo y pusiste tu número de celular lo más lógico es atender los llamados, incluso si aparece “Número Privado” o “Desconocido”. Te sorprendería saber que hay muchos postulantes que no llegan a tener el puesto solo por no atender el teléfono o, en caso de no puedas en el momento, devolver la llamada.

Lo mismo aplica para los mail, si te envían un correo invitándote a una entrevista lo que corresponde es notificar por sí o por no. Aunque no puedas asistir o ya no te interese el puesto, es muy importante ser cordial; después de todo uno nunca sabe a dónde va a terminar trabajando. Respondé todas las llamadas como si te llamaran de un empleo: de esa se trata ser cordial desde el punto de partida.

Quedarte con el primer trabajo. Siempre es conveniente, en el caso de que te llamen de varios puestos, que asistas a las entrevistas, que chusmees los ambientes laborales y que esperes a ver las condiciones de contratación. Es probable que la comparación te ayude a entender qué es lo que preferís hacer y con qué empleo te vas a sentir más a gusto. No decidas antes de recorrer.

Relevant