logoSign upLog in
ANTONIO BENITEZ MARTINEZ

ANTONIO BENITEZ MARTINEZ

EL TRABAJO TE PUEDE DAR PARA COMER, UN NEGOCIO TE PUEDE DAR PARA VIVIR Y SOÑAR.
La vez pasada un joven me comentaba que recientemente se había presentado a una entrevista de trabajo. Le dijeron: "te vamos a llamar", y nunca lo hicieron.
Traducción de "te vamos a llamar", "no nos sirves".

Señores, los emprendedores no hemos venido al mundo para esperar llamadas, sino para seguir nuestros sueños.

No permita que el sistema le estafe. No permita que a cambio de una miseria, le roben la libertad.

Algunas empresas te dicen que no eres su empleado, sino un colaborador. Suena más bonito pero es lo mismo: Usted sigue siendo una suerte de esclavo.

En algunas compañías te dicen que no eres empleado, sino SOCIO de la empresa. Te dicen socio, te exigen como socio, pero no te pagan como socio, sino como empleado. La estafa consiste en hacerte creer que la empresa es tuya, pero la ganancia es del dueño.

Hemos visto empresas en las que premian al trabajador del mes, al trabajador del año, en fin. Le premian por ser el más obediente, el más productivo, el más puntual, el más servicial. Puro maquillaje: En realidad te premian porque el más bueno haciendo dinero para el dueño.
El sistema es tan cruel que hay quienes premian a la gente por dedicarse a sueños ajenos.

En otras empresas te dicen "somos una familia". Son una familia hasta que el empleado cae en problemas, porque tan pronto pueden, lo botan. No deje que jueguen con usted: si va a ponerse una camiseta, que sea la de su familia y su única familia es su esposa/o y sus hijos; sus padres y sus hermanos.

Permita que le haga una pregunta: ¿Si es tan bueno trabajando para otro por qué no trabajar para sí mismo?

No es la falta de capital lo que detiene a la gente; Tampoco es la falta de experiencia: nadie nace sabiendo. Lo que detiene a las personas (casi siempre) es la zona de confort, es la rutina, es ese estilo de vida en el que piensas que la escasez, el estrés, el vivir apurado y alcanzado, es normal. Sobrevivir, entiéndalo, no es normal.

Incluso la cuestión no es cómo usted vive ahora, sino cómo quiere vivir más mañana. ¿Quiere seguir subiendo todos los días a un bus de transporte público? ¿quiere seguir con su carrito sin la posibilidad de disponer de su tiempo?

No busque un empleo, busque el camino que le lleve a su sueño.
No busque trabajo, busque negocios...

Relevant