logoSign upLog in
Eduardo Diez-Hochleitner

Eduardo Diez-Hochleitner

El referéndum de Grecia es un disparate no solo porque se produzca sino porque se pregunta si se acepta, o no, una oferta del Eurogrupo que ya no está vigente. Los partidarios del no, Tsipras, no aportan más argumentos que banalidades falaces y tienen la desfachatez de denunciar a los 18 gobiernos del Eurogrupo por terrorismo. El Eurogrupo, mal que bien, es un ente del que forman parte 19 países democráticos (incluido Grecia) representados por sus gobiernos respectivos. Grecia negociaba y ahora se enfrenta a 18 países en los que gobiernan conservadores, progresistas o coaliciones, y que defienden los intereses comunes y también los de sus ciudadanos, y lo hacen dentro de unas normas aceptadas por todos (incluido Grecia cuando entro en UE). Así que se trata de 1 gobierno enfrentado a 18, tan democráticos al menos como Grecia. Por lo que se ve, Tsipras no se siente muy seguro con lo que hace cuando acude a un referéndum de esta naturaleza. Sin embargo, los 18 restantes si que lo están y no están dispuestos a dejarse torear por Tsipras. Las normas aplican para todos, y saltarselas con uno haría pondría en duda la necesaria seriedad de la institución. La democracia directa de la que alardea Tsipras no ha funcionado nunca bien. En este caso, espero que el pueblo griego devuelva a Tsipras la pelota lanzada por él contra sus ciudadanos. ¡A ver qué ocurre!

Relevant