logoSign upLog in
Marcelo Zamora

Marcelo Zamora

To Energías Renovables06/07/2015

Así fue que esos pequeños desvíos a cada campo de algodón se fueron llevando el agua que corría hacia el Mar Aral, durante 50 años y algunos cuantos kilómetros hasta reducir este lago tan majestuoso que fuera llamado mar a un laguito que hoy sólo cuenta con el 10 % del volumen de agua que antes de la intervención humana.

Codicia, avaricia y estupidez
Codicia, avaricia y estupidez
www.marcelozamora.com
Relevant