Aitor Vacas Carrillo en Comunicación y Periodismo, Estudiantes y Universitarios, Oficios y profesiones Colaborador • www.historiayarqueología.com 16/11/2016 · 3 min de lectura · +700

Cartago e Hispania antes de los Barca por Aitor M. Vacas Carrillo

                 Cartago e Hispania antes de los Barca por Aitor M. Vacas Carrillo Por petición de un usuario, voy a aburriros un poco más con la presencia de estas gentes en la Península ibérica y cuyo artículo podéis leer aquí www.bebee.com 

                  En esta misma línea, El autor de "los hijos del Rayo" inicia la hipótesis de que Cartago intervino en los pueblos de la Iberia. Para ello menciona las colonizaciones durante los fenicios, procedentes de Tiro. Éstos fundaron asentamientos en el Mediterráneo oriental como occidental. En el litoral de la actual Andalucía, encontramos dicha constancia material, caso de Sexi, Malaca, Toscanos, Castillo de Doña Blanca… Es decir, lugares cercanos a la costa y en el entorno de la desembocadura de vías fluviales. Los asentamientos actuarían como factorías frente a la metrópoli. Pero el punto de conexión entre Cartago y la Península Ibérica es Gadir (ya que a tenor de las fuentes clásicas, hablan de una isla situada más allá de las Columnas de Hércules, donde estableció un templo dedicado al dios Melqart).

Cartago e Hispania antes de los Barca por Aitor M. Vacas Carrillo


                  La tesis de Schülten, sobre la existencia de una forma de imperialismo cartaginés entre la Península y los pueblos que habitaban en ella, generó un debate tras el fin de la presencia de Tartesos, del que a pesar de algunos investigadores no les consideran como un pueblo propio sino cultural. La premisa de la que parte de ese dominio, es a partir de Diodoro de Sicilia, sobre la fundación de Ibusim (Ibiza), en la que ocurrió 160 años después de la fundación de Cartago; es decir, idea de un imperialismo colonial. Algunas evidencias numismáticas han ido cambiando la concepción de que no parte el control de Cartago en la Península a partir de Amílcar. Uno de los diversos apartados que desarrolla es el referido a la fundación de Cartago por lo tirios en la actual Túnez. Fundada en el 814 a.C, teniendo una reina, la famosa Dido, la cual era hija del rey de Tiro, Matán I. Huyó hacia las costas africanas, donde habitaban una tribu libia, en el que el rey libio le daría el terreno que pudiera abarcar con una piel de buey. Cuenta la leyenda que la hizo cortar en finas tiras y así consiguió circunscribir un extenso perímetro. Tras esto hizo erigir una fortaleza, Birsa, que más tarde se refundaría como Cartago. El hecho innegable, es que de colonia, comienza a adquirir mayor autonomía sobre Tiro, hasta la caída de la ciudad de Tiro. Cartago se constituirá como ciudad estado, propias de las poleis griegas. Y de la que tenemos testimonios escritos como los de Aristóteles en su obra Politeia, como ejemplo elogiable de ciudad.

                    La influencia griega por el contacto colonial por parte de los fenicios, se traslada a la estructura organizativa de la vida política, del que presenta un Senado (en forma a la Gerusia), de carácter deliberador y sometido al tribunal de los ciento cuatro y reflejada en la Asamblea del Pueblo (apella) como órgano de control. Al no ser un poder monárquico sino aristocrático o oligárquico, son los sufetes los que sustituyen el término de basileus. Con el vacío de poder tras la caída de Tiro y del comienzo del nuevo poder proveniente de Cartago, asimilarán al incorporar las antiguas fundaciones fenicias, como es el caso de Ibusim (como punto geoestratégico para el proceso expansivo). Reflejado a través de las evidencias arqueológicas sobre la refundación de un asentamiento ya anterior. 

                    Otro de los apartados en "Los hijos del Rayo" es sobre la Península Ibérica, África Occidental y el Atlántico. Parte de las evidencias arqueológicas que confirman las hipótesis de un dinamismo expansionista de Cartago en la Península Ibérica en la segunda mitad del siglo VI a.C y una constitución de un dominio hegemónico a partir del IV a.C. Bendala presenta la idea del “Circulo del Estrecho”, en la que Gadir es independiente de Cartago. Otras de las menciones del apartado es que los fenicios y posteriormente los cartagineses hubieran establecido nuevas rutas hacia el Atlántico. A tenor de la historiografía clásica, encontramos referencias como Heródoto, en los “relatos libios”, habla sobre el trueque más allá de las Columnas de Hércules, donde dejaban las mercancías, regresaban a sus navíos y hacían señales de humo para que se acercara a la playa los indígenas. Estos si les convendrían el trueque dejarían oro o plata como intercambio. Otra obra de otro autor es el “Periplo”, habla de las campañas ejercidas por Cartago. Avieno, en su obra “Ora Marítima” retoma las notas de la ruta fenicia hacia las Islas Casitérides, por el estaño. Ya que a partir de los datos arqueológicos conocemos más detalle los asentamientos como refundaciones, como es el caso de Carteia, Carmo, Cástulo, Iliturgi o la Baria. Todo esto indicaría la presencia de ejércitos cartaginenses de fines del IV y comienzos del III a.C. La concentración de monedas en Cástulo y Iliturgi, zona rica en plata, hizo que fuera necesario tener su control para pagar a las tropas como de la indemnización a Roma y financiación de obras públicas. Finalizando el capítulo, concluyendo que la presencia cartaginesa y norteafricana en la Península antes de los Barca tuvo cierta relevancia pero no podemos conocer sus consecuencias, siendo sin duda alguna la impronta cartaginesa tanto política, cultural y económica.

Cartago e Hispania antes de los Barca por Aitor M. Vacas Carrillo

www.bebee.com 

www.linkedin.com 



Aitor Vacas Carrillo 16/11/2016 · #2

#1 Claro tuvieron una humillante derrota y condiciones que solo podían hacer frente conquistando otro lugar. Hispania casi les cuesta el Imperio gracias a un gran Anibal Barca, pero Roma tuvo a un Mejor Publio Cornelio Escipión Africano (vaya nombrecito se cuajaba esta gente). Saludos D.Julio...

+2 +2
Julio Angel Lopez Lopez 16/11/2016 · #1

Serian los primeros contactos, después de perder la primera guerra Púnica en Sicilia, los Cartagineses tenían claro que su futuro estaba en Hispania.
Buen Buzz @Aitor Vacas Carrillo

+1 +1