Aitor Vacas Carrillo en Comunicación y Periodismo, Estudiantes y Universitarios, Oficios y profesiones Colaborador • www.historiayarqueología.com 21/11/2016 · 2 min de lectura · +600

El camino Real al Alto Perú por Aitor M. Vacas Carrillo

El camino Real al Alto Perú por Aitor M. Vacas Carrillo                                                                      Desierto Salino de  Uyuni (Bolivia)

                                                                                        

Tras el descubrimiento de América en 1492, se comenzó la ardua tarea de construir una red de comunicaciones para el Virreinato del Perú. Recordemos que el Virreinato del Río de la Plata fue una escisión del Virreinato del Perú y la conformó las gobernaciones de Santa Cruz, Tucumán, Paraguay y Buenos Aires, con junto el corregimiento de Cuyo de la Capitanía general de Chile y los corregimientos de la provincia de Charcas. Se trata de una vía de 3000km en la que transitaban todo tipo de personas y mercancías a través de carros, caballos, mulas y en la que se empleaba un gran número de días, claro está dependiendo de diversos factores extrínsecos como las inclemencias del tiempo o la propia adecuación el camino. 

                                  Destacamos que partes del camino siguen todavía indelebles al paso del tiempo (recordemos que son 400 años ya de su construcción) y otras partes han sido eliminadas o parcialmente destruidas. También es de recalcar el sistema de postas, que más adelantes desglosaremos, como funcionaban y para qué, al que señalaremos algunas de ellas.


El camino Real al Alto Perú por Aitor M. Vacas Carrillo                                                                      Paisaje de Jujuy (Argentina)


                            De este modo, fundada en 1573, fue elevada a Camino Real por el gobernador José Martínez de Salazar. La construcción posibilitó el nacimiento de localidades adyacente a la vía. Como hemos mencionado unas líneas atrás, se constituyó unas postas, para el relevo de caballos, en torno a unas leguas de Diferencias, para así, estuvieran frescos en el trayecto.

                                  Anterior a este sistema, sabemos que se llevaba una tropa de caballos, para así ir sustituyendo a lo largo del camino. Los postas variaban mucho de unas a otras; mientras existían muy bien acondicionadas al viajero, otras fueron casi inhabitables. Las postas eran usadas como sustitución de los caballos, para permitir al viajero alcanzar o recorrer una distancia mayor con caballos frescos. De esta manera, solo se permitían los caballos alojados en las postas. 

                          A Grosso modo, eran estructuras humildes, hechos de piedra, adobe y paja, con mobiliario pobre, pero que ofrecían un lugar donde descansar, alimentarse y cambiar de caballo

El camino Real al Alto Perú por Aitor M. Vacas Carrillo

                                                                   Camino Real al Alto Perú 


                               El lugar era gestionado por el maestro de postas, persona con capacidad, recursos que sabía leer y escribir para chequear la documentación expedida por las autoridades. La tarea primordial del maestro de postas, era tener un mínimo de 50 caballos preparados. Destacamos que en la siguiente posta y relevo de Caballos, un postillón que le acompañaba desde la anterior posta, era el encargado de retornar los caballos a su lugar de origen.


El camino Real al Alto Perú por Aitor M. Vacas Carrillo                                                                           Posta de Adobe y Piedra en Santa Cruz



Aitor Manuel Vacas Carrillo

bebee

Linkedin

Twitter