Aitor Vacas Carrillo en Comunicación y Periodismo, Estudiantes y Universitarios, Historia Ayudante arqueologo • UPO 7/11/2016 · 4 min de lectura · +900

El exilio y la política de la transición por Aitor Vacas Carrillo

El exilio y la política de la transición por Aitor Vacas Carrillo

                                                                                    Azaña en el Exilio

                 Comenzamos con el final de la Guerra Civil Española (1936-1939), donde a partir de entonces partir de 1939, el general Francisco Franco obtuvo el éxito militar con la derrota de la República, iniciándose el comienzo de un régimen autoritario y dirigido por el poder militar. A pesar de la derrota republicana se mantuvieron las instituciones políticas, como el caso de la Diputación Permanente de las Cortes, Gobierno, los partidos políticos (Mateos,2015:63). Bien es cierto que viendo el transcurso de los hechos en el que las tropas nacionales iban obteniendo el apoyo civil o de las victorias militares, se iría produciendo una emigración masiva de republicanos españoles en torno a 1938. Estos exiliados republicanos se dirigieron principalmente a México mientras que otros se marcharían hacia la frontera francesa. El gobierno de Cárdenas ayudó a los exiliados y a la defensa de la república a través del apoyo financiero como colaborador, como es el caso de los niños de Morelia, los cuales fueron evacuados de las zonas de mayor peligro con el avance de las tropas nacionales. Estos niños a petición del presidente Cárdenas serian mantenidos, educados y evacuados. (Mateos, 2015:33), aunque si bien es cierto se vería superado por ciertas limitaciones de sectores no afines a la causa republicana. En octubre de 1938 se constituiría la Federación de Organismos de Ayuda a la Republica, bajo el liderazgo del PCM. Contando además con el apoyo de la embajada, antesala de la predominancia que tendría México como salvaguarda de las instituciones republicanas españolas. Con la victoria de Franco tras el final de la guerra no por ello significaría el triunfo total, puesto que a nivel internacional no contaba con el apoyo ni era legitimado y por otro lado pervivió las instituciones políticas republicanas en el exilio como de los principales partidos, tanto nacionalistas como ERC y PNV o estatales como PSOE y PCE.

El exilio y la política de la transición por Aitor Vacas Carrillo

                          &nb