Aitor Vacas Carrillo en Comunicación y Periodismo, Estudiantes y Universitarios, Historia Ayudante arqueologo • UPO 4/11/2016 · 3 min de lectura · +700

Giotto y Lorenzetti: de la pintura gótica al Renacimiento por Aitor M. Vacas Carrillo

                  Giotto y Lorenzetti: de la pintura gótica al Renacimiento por Aitor M. Vacas Carrillo

                                                                                Presunto autorretrato de Giotto

                  Durante el siglo XIV se produce un cambio en la pintura gótica, desplazándose el foco europeo hacia Italia. La pintura del Trecento presenta dos escuelas: la Escuela de Florencia (cuya tendencia proviene de la ítalo-bizantina, donde se buscaba el naturalismo como humanización) donde destaca Giotto, el cual introduce innovaciones técnicas como estéticas. Marcando el paso al inicio de lo que se iría desarrollando posteriormente en el Renacimiento. Y la otra escuela desarrollada en Siena, donde destacan Duccio como los hermanos Lorenzetti. En el que dicha escuela está ligada a la tradición bizantina, ya que derivará de la maniera greca, desarrollado por la escuela  Toscana por la influencia bizantina. 

                     La Escuela Florentina presenta un marcado naturalismo en la representación de un espacio tridimensional por medio del sombreado. Se intentan buscar y presentar un el naturalismo en la expresión del sentimiento de los personajes representados, inspirada en la religiosidad franciscana. Expresándose los estados anímicos y la actitud de estos aproximándose al alma del personaje. Frente a ello, la Escuela de Siena, tendrá como principal característica es la elegancia y la búsqueda de la belleza en armonía. Sus figuras se caracterizan por su monumentalidad, pero a su vez también lo hacen por una elegancia y  notable expresividad lírica. 


Giotto y Lorenzetti: de la pintura gótica al Renacimiento por Aitor M. Vacas Carrillo                                                                    Expulsión de los diablos de Arezzo. Giotto