Aitor Vacas Carrillo en Comunicación y Periodismo, Estudiantes y Universitarios, Atención al cliente Colaborador • www.historiayarqueología.com 18/10/2016 · 2 min de lectura · 2,7K

Los dictadores: Aitor Manuel Vacas Carrillo

Los dictadores: Aitor Manuel Vacas Carrillo           

                  Siempre han existido a lo largo de la historia, pero lo que los hace verdaderamente temibles es su frialdad al aplicar aquellas medidas para alcanzar esos ideales fanáticos que tanto terror han extendido a lo largo del S.XX. Especialmente, el siglo pasado ha sido cruento con los designios de algunos de ellos, donde existe una actividad documental y visual muy extensa, tales casos más llamativos como Hitler o Franco, donde sus voluntades llevaron a sendas guerras en Europa, el primero a la 2ª Mundial y el segundo a la Guerra Civil Española, conocida como la primera guerra moderna. 

              El denominador común de estas apologías al terror son la encarnación del poder en una sola persona, así como la acumulación de poder del estado, sus instituciones y su población, en el que se llega a alienar o encarnar a ésta con el alma pura de la nación. Casos como el omnipresente Stalin resulta llamativo, donde su persona era ídolatrada en toda la URSS y en aquellos casos en el que encontraba resistencia o fuente de contradicción, eran enviados a realizar trabajos forzados en los gulag desperdigados por el territorio soviético, para así establecer una purga que en los años centrales del S.XX eran ya sistematizadas. El caso soviético llama poderosamente la atención, porque tras el derrocamiento de los zares y establecimiento de los soviets, se esperaba algo más que un régimen de tinte totalitario y unipartidista. Tras el bidomio Lenin -Troski, esta fuerza de contracorriente al capitalismo occidental fue desvirtuándose, raíz de la cual comenzó unas de