Aitor Díez Fernández en Médicos y Profesiones Sanitarias, Moda y belleza, Estética y Belleza Brand Ambassador - Embajador de la marca • Bebee 14/11/2016 · 3 min de lectura · 1,4K

Beneficios del aceite de coco para la piel

Beneficios del aceite de coco para la pielEl aceite de coco es uno de esos maravillosos productos que la naturaleza pone a nuestro alcance para cuidar la piel de manera natural, respetando en todo momento su pH y protegiéndola ante los agentes externos que pueden dañarla. Es hidratante, humectante, reparador, antienvejecimiento, entre muchas otras propiedades. Por ello, se ha convertido en una loción muy empleada y apreciada dentro del mundo de la cosmética, de hecho son muchas las mujeres que ya lo utilizan como hidratante facial o corporal y que lo han convertido en su loción antiedad habitual. En las siguientes líneas, detallamos cuáles son todos los beneficios del aceite de coco para la piel y revelamos los diferentes usos que se le pueden dar para aprovecharse de cada uno de ellos.


Humecta e hidrata la piel


El aceite de coco es mucho más hidratante que cualquier loción hidratante comercial, ya sea una crema facial o corporal. A diferencia de estas, el aceite de coco gracias a las grasas saturadas que contiene preserva el agua de la piel y consigue que esas grasas se instauren en los poros, manteniendo así la dermis siempre hidratada y sana. Además, penetra fácilmente hasta las capas dérmicas más internas y elimina las células muertas que pueden darle a la piel un aspecto reseco y un tacto rugoso.


Es antiinflamatorio y antimicrobiano


Las propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas del aceite de coco hacen que sea un producto ideal para prevenir y combatir diferentes infecciones y trastornos de la piel. Su uso está recomendado para personas que sufren acné, psoriasis o dermatitis atópica, ya que las proteínas que posee ayudan a reemplazar las células de la piel dañadas por células sanas. Favorece la desinflamación, reduce la producción excesiva de grasa y acelera el proceso de sanación de la piel en mal estado.


Protege la piel del sol


Otro de los grandes beneficios del aceite de coco para la piel es la protección que le brinda frente a la acción nociva de los rayos UV del sol, los cuales acentúan el problema de la sequedad en la dermis y la envejecen de manera prematura. Especialmente, ayuda a prevenir la aparición de signos de la edad en la piel, como las arrugas o las manchas oscuras.


Es antiedad y rejuvenece la piel


El aceite de coco tiene una gran capacidad antioxidante debido a las elevadas cantidades de vitamina E que contiene. Por ello, protege la piel de los daños provocados por los radicales libres, evitando que envejezca de forma temprana y manteniéndola joven, sana y sin imperfecciones que puedan restarle belleza. Además, ayuda a preservar la producción de colágeno y elastina y, gracias a ello, impide el agrietamiento de la piel y la formación de arrugas.


Además de los beneficios del aceite de coco anteriores, este producto destaca por ser apto para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles, y por prevenir la aparición de marcas o cicatrices en la dermis, así como reducir su visibilidad.


¿Qué aceite de coco comprar para la piel?


Es importante que el aceite de coco que se adquiera para cuidar la piel sea virgen y orgánico, es decir, que no haya sido desodorizado, blanqueado o modificado de alguna forma. Es conveniente tener en cuenta el precinto del envase y optar por marcas reconocidas y de calidad. En cuanto a su conservación, el aceite de coco debe mantenerse en un lugar alejado de la luz directa del sol y libre de humedades.


Usos del aceite de coco para la piel


Beneficios del aceite de coco para la piel


Una vez conocidas todas las propiedades del aceite de coco para la piel, veamos qué usos podemos darle a este producto para cuidar y embellecer la dermis:


Loción hidratante para el rostro y el cuerpo: colocar un poco de aceite de coco en la palma de las manos, frotar para calentarlo ligeramente y aplicar sobre la piel de la cara o del cuerpo que se desee tratar.


Exfoliante: mezclar el aceite de coco con un producto natural granuloso como el azúcar o la sal y aplicar la preparación sobre la piel dando un masaje circular. Con ello, se reactiva la circulación de la zona y se eliminan todas las células muertas.


Loción antiarrugas: aplicar un poco de aceite de coco sobre las zonas con arrugas dando pequeños toques con la yema de los dedos para facilitar la absorción. Repetir este tratamiento todas las noches antes de irse a dormir.


Bálsamo de labios: aplicar una pequeña cantidad de aceite de coco sobre los labios resecos y agrietados. Los hidrata profundamente y es una alternativa excelente a otros productos comunes para los labios, como la vaselina, pues ofrece mejores resultados.


Desmaquillante: humedecer un disco de algodón con aceite de coco y pasarlo por todo el rostro y los ojos de manera uniforme para retirar el maquillaje y dejar la piel limpia.


Suavizante para pies: aplicar el aceite de coco en los pies y talones resecos, agrietados y con durezas. Colocarse unos calcetines de algodón y dormir con ellos puestos toda la noche, a la mañana siguiente la piel de los pies estará completamente renovada y extra suave.


Crema antiestrías: aplicar un poco de aceite de coco en la piel con estrías después de salir de la ducha y masajear la zona hasta que se absorba por completa. Otra buena opción es la de añadir unas gotas de aceite de coco a una crema antiestrías para potenciar el efecto de esta.

https://www.esalud.com/aceite-de-coco-piel/