Aitor Díez Fernández en Profesores y educadores, Infantil, Hostelería y Turismo Brand Ambassador - Embajador de la marca • Bebee 12/10/2016 · 1 min de lectura · 1,7K

¿Conoces los riesgos de los parques infantiles?


A la gran mayoría de los niños les gusta ir a jugar al parque. Es difícil encontrar a alguno que no le guste, ¿verdad? No solo porque tienen multitud de cosas con las que pueden entretenerse y pasar un buen rato, sino que, además, suele ser el lugar habitual de reunión para que tus hijos se vean con sus amigos fuera del cole.


¿Conoces los riesgos de los parques infantiles?


Un elemento muy importante en la mayoría de los parques son las zonas de juegos infantiles, en las que hay columpios y diferentes objetos para que tus hijos jueguen. ¡Cómo se divierten! Sin embargo, algunos de estos lugares pueden resultar peligrosos para los más pequeños.


Se ha avanzado mucho en reducir los riesgos


Es raro encontrar un parque en el que no haya columpios o toboganes para los más pequeños. Seguro que conoces a alguien que ha sufrido algún percance de mayor o menor importancia en un parque infantil. Si ya tienes que estar alerta cuando tus hijos están en el parque, si están en la zona de los columpios la atención tiene que ser todavía mayor porque hay elementos que pueden provocar un disgusto.


Pero, pese a ello, lo cierto es que en los últimos años se ha avanzado mucho para mejorar su seguridad. Se han ido reformando muchos de estos parques infantiles para eliminar aquellos objetos que puedan representar algún riesgo para la salud de los niños y prácticamente todos cuentan ya, por ejemplo, con un suelo de un material más blando para amortiguar las caídas.


Puntos que hay que revisar


Hay ocasiones en las que las cosas suceden y no puedes hacer nada por evitarlas, pero en otras sí que se pueden poner los medios para que no ocurran. Hay algunas cuestiones que puedes tener en cuenta para reducir al máximo los riesgos y poder estar más tranquilo cuando lleves a tu hijo al parque infantil.


Por ejemplo, antes de que tu hijo se monte en un columpio o tobogán puedes observar si este tiene alguna zona en la que alguna parte del cuerpo de tu hijo, como una mano o un pie, pueda quedar atrapada, pudiendo provocarle alguna lesión. Los columpios deben cumplir unas normas para evitar estas situaciones, pero nunca está de más que estés alerta.


Otro aspecto importante es que los tornillos que unan las piezas de los columpios o toboganes estén tapados para evitar que tu hijo pueda hacerse una herida con ellos. También puedes examinar si son estables, es decir, si están fijos en el suelo o se mueven, ya que, si se mueven, pueden ser peligrosos.


Una cuestión muy importante es que los toboganes o columpios no tengan zonas cortantes o puntiagudas que puedan hacerle una herida a tu hijo mientras juega con ellos.


Lo más importante siempre es su salud, pero sin que dejen de divertirse.


http://deporteysalud.hola.com/deporteparaninos/20160927/conoces-riesgos-parques-infantiles/