Aitor 🐝 Díez Fernández en Médicos y Profesiones Sanitarias, Ingenieros y Técnicos, Oficios y profesiones Delegado Comercial • Osteógenos 25/9/2016 · 5 min de lectura · +700

Contaminantes marinos: macro, micro y nano-amenazas para la salud de los Océanos

El uso irresponsable del plástico y la incorrecta gestión de los residuos dañan gravemente los ecosistemas marinos.


Contaminantes marinos: macro, micro y nano-amenazas para la salud de los Océanos

Sobre el estado de salud de los Océanos y en concreto sobre contaminación marina, la información más realista y fiable de la que la sociedad dispone hoy en día procede, en buena parte, de los resultados generados por el proyecto Malaspina. La expedición internacional llevada a cabo en 2010, en la que estuvieron implicados 27 grupos de investigación, recorrió más de 42.000 millas náuticas, recolectando aproximadamente 200.000 muestras de atmósfera, agua y plancton.

Las islas de basura flotantes corresponden a la décima parte de la basura total que se encuentra en los océanos.

Según los resultados del proyecto, la basura flotante asciende a decenas de miliares de toneladas y se concentra en grandes aglomerados en concomitancia con los giros oceánicos. Juguetes, botellas, bolsas, utensilios de un solo uso, envases y envoltorios, son solo algunos de los objetos de plástico que se transforman en los residuos que constituyen estas acumulaciones. Por muy aterrador que esto parezca, las islas de basura son solo la punta del iceberg. Según el estudio, estas constituyen la décima parte del plástico que se encuentra en los océanos, por lo que cientos de miles de toneladas de residuos se encuentran en el fondo del mar, siendo su repercusión sobre el ecosistema marino todavía desconocida.

La micro-amenaza llega al mar por el uso de geles y cremas exfoliantes que incluyen partículas de polietileno.

Además de esta amenaza macroscópica, el plástico existe y persiste en el ecosistema marino también a otros niveles. Los micro-plásticos, encontrados en el 88% de las muestras de aguas recogida por los investigadores de la expedición Malaspina, son trozos de polietileno y polipropileno de tamaño inferior a medio centímetro. Su presencia ha sido detectada también en el ámbito de otros proyectos de investigación por muchos otros científicos que han estado recogiendo y analizando muestras de sedimentos y agua, prácticamente en todo el mundo. Las partículas