Aitor 🐝 Díez Fernández en salud dental, Médicos y Profesiones Sanitarias Delegado Comercial • Osteógenos 26/9/2016 · 1 min de lectura · +200

Cuidar la salud bucal en la infancia


Cuidar la salud bucal en la infancia


Tener una correcta salud dental es necesario en todas las etapas de la vida, desde los bebés hasta los adultos deben cuidarse la boca para evitar la aparición de diferentes problemas. Para tener una boca sana se debe tomar medidas desde las edades tempranas, contar con un buen equipo de higiene y realizar las correctas técnicas.


Pero también sabemos que los bebés no se pueden hacer cargo de su propia salud bucodental por eso requieren de la ayuda de sus padres, a partir de los 12 años ya pueden ser totalmente responsables de la salud e higiene de sus dientes y encías, pero para que los resultados sean los mejores los adultos deben acompañar en todo el proceso de aprendizaje.


Los padres son los responsables de ayudar a los pequeños para así reducir los riesgos que implican no cuidar la boca. Hoy brindaremos algunos consejos para saber que cuidados tomar en cada etapa de la vida de los pequeños hasta llegar a los 12 años de edad.


En primer lugar deberemos recordar que una de las grandes amenazas para la boca de los pequeños son las caries, que pueden ser frecuentes y muy destructivas. Si no son tratadas a tiempo pueden generar problemas en la cavidad bucal y perjudicar a la dentición definitiva.


Afortunadamente las caries son fáciles de prevenir, tanto en los adultos como en los niños, bastará con cuidarnos de la salud bucodental correctamente.


Aunque parezca increíble la salud bucodental de los niños se puede comenzar a cuidar desde antes del nacimiento, en el vientre materno. Las mujeres embarazadas que tienen caries o enfermedades en las encías y no se las tratan pueden transmitir las bacterias a su bebé y generar, de esa manera, problemas antes del nacimiento como problemas en el peso al nacer. Por eso es muy importante que las futuras mamás se ocupen del cuidado de su propia boca, llevando adelante una correcta higiene, un buen cepillado y el uso de enjuagues e hilo dental.


Además, es imprescindible