Aitor 🐝 Díez Fernández en salud dental, Médicos y Profesiones Sanitarias Delegado Comercial • Osteógenos 26/9/2016 · 1 min de lectura · +300

El origen del molesto dolor a muelas


El origen del molesto dolor a muelas


Es muy frecuente ver pacientes que sufren de dolor de muelas en los consultorios odontológicos, en muchos casos acuden a una visita después de pasar varios días con un fuerte dolor. Se suele pensar que esa sensación es normal y que desaparecerá si se deja pasar el tiempo necesario, pero no es así.


Lo primero que se debe hacer ante un dolor de muelas es consultar con un profesional, así las molestias dejaran de atormentar día y noche. Tengamos en cuenta que el dolor de muelas puede ser un síntoma de que algo más peligroso está sucediendo.


A continuación te contaremos el origen del dolor de muelas.


Sensibilidad dental
En algunos casos el dolor aparece como consecuencia de la sensibilidad dental. Las molestias se generan cuando se consumen alimentos o bebidas muy fríos o muy calientes. Normalmente estos dolores son consecuencia de la retracción de las encías o del desgaste excesivo del esmalte. Si este es tu caso, mientras esperas que llegue el momento de acudir al consultorio deberás cepillarte suavemente los dientes después de cada comida, usando una pasta dental especial para la sensibilidad


Infección en las muelas
El dolor de muela también puede ser generado por una infección en las muelas, esto pude ser un problema grave, las molestias son más agudas y punzantes. Los dolores de muelas generados por una infección es constante y se deberá tratar antes de que los daños sean mayores. Puede pasar cuando comienzan a salir las muelas de juicio.


Diferentes problemas de salud
Cuando el dolor de muelas no es consecuencia de la sensibilidad ni de una infección puede ser un síntoma de otros problemas de salud. Puede ser el caso de una enfermedad osea, artritis o bruxismo. Recordemos que el bruxismo es un trastorno parfuncional que rechinan y aprietan los dientes con fuerza. Existen diferentes métodos para tratar el bruxismo, se pueden usar las férulas de descarga, tratamientos fisioterapéuticos o psicológicos.