Aitor 🐝 Díez Fernández en salud dental, Médicos y Profesiones Sanitarias Delegado Comercial • Osteógenos 26/9/2016 · 1 min de lectura · ~100

Higiene dental y embarazo


Higiene dental y embarazo


El embarazo es una de las etapas más especiales en la vida de una mujer, en ese momento su mente está ocupada pensando en la llegada de su hijo. Durante el embarazo el cuerpo presenta una multitud de cambios, y la boca no se encontrará exenta de ello.


Llevar adelante una correcta higiene bucodental es fundamental y muy importante ya que el nivel de hormonas que se producen en esta etapa pueden convertirse en un problema.


Entre los problemas más comunes que encontramos en las mujeres embarazadas es la gingivitis, lo que suele aparecer durante el primer trimestre. Entre los síntomas más frecuentes encontramos las encías que se vuelven blandas o se enrojecen y empiezan a sangrar. Por esa razón una incorrecta higiene dental en el embarazo puede ser peligrosa, incluso puede llegar a afectar al feto.


Llevar adelante una buena higiene es importante tanto para la mamá como para el bebé, diferentes investigaciones han demostrado que la gingivitis puede complicarse derivando en una periodontitis durante el embarazo y la posibilidad de que el bebé nazca con un peso inferior al debido puede incrementarse.


Una buena medida es visitar al dentista, reduciendo el lapso de tiempo entre las consultas. Será el profesional quien se encargue de controlar la higiene oral y realizar las limpiezas necesarias a fin que los cuadros no se compliquen. Si es posible se debería acordar una consulta antes d que el embarazo comience o durante el embarazo lo antes posible. Así podremos contar con un control absoluto desde el primer momento.


Contar con unos dientes limpios y sanos deberá convertirse en una prioridad. Esto se puede conseguir mediante un cepillado diario, al menos dos veces al día, y un enjuague con un colutorio. Usar hilo dental para terminar con la rutina de higiene oral con el objetivo de eliminar los restos de las bacterias y las partículas de alimento que se van alojando en los espacios interdentales.


Es necesario aprender a usar las herramientas para la higiene de manera correcta y llevar la rutina todos los días. Conseguir evitar el acúmulo de partículas de comidas entre