Aitor Díez Fernández en Series TV, Televisión, Cine Brand Ambassador - Embajador de la marca • Bebee 24/9/2016 · 1 min de lectura · +200

La lección de vida de viajar en el tiempo

En una vuelta de tuerca formidable del escritor y directorRichard Curtis, creador entre otras cosas de Cuatro bodas y un funeral, Un lugar llamado Notting Hill, Love Actually y guionista de la saga de Bridget Jones, al señor se le ocurre crear una comedia romántica y mixarla con ficción, de manera de lograr atraer tanto a la mujer soñadora que quiere ver relaciones de pareja, como al hombre que desea tiros, naves y otras yerbas.


La lección de vida de viajar en el tiempo


El resultado de esta difícil decisión fue “About Time”, conocida también como“Una cuestión de tiempo”, que estoy seguro debe haber sido una sorpresa para muchos en el cine, si no vieron antes el trailer o leyeron la sinopsis del guión. Me imagino por ejemplo, una pareja entrando y el novio pensando que se va a comer un bodrio de aquellos, cuando en lugar se encontró con esto, una verdadera joya que logra encajar los dos géneros de manera espectacular, sin que exista un solo efecto especial.


Claro que la película no es tan importante en sí como la mítica escena final, en la que el protagonista Tim descubre que ha logrado aprender la lección de vida de viajar en el tiempo que le dio su padre, e incluso ha logrado llevarla más allá. La lección era muy simple, vivir un día de manera normal con todos los problemas y vicisitudes que conlleva, y luego, repetir el mismo día pero admirando y disfrutando cada momento. Tim decide jugarse un poco más y no repetir el día, simplemente levantarse cada mañana y disfrutar y vivir cada momento como si fuera el último día de su vida ordinaria extraordinaria, sin hacerse tanto problemas por las cosas cotidianas, sino estando alegre y poniéndose a contemplar desde su mujer tirada en la cama hasta sus hijos comiendo el desayuno (las cosas más sencillas de nuestro día a día, son las que a veces dejamos pasar sin darnos cuenta, de lo importantes que serán mañana).



Sin duda lo que la película trata de expresar, es que todos podemos tener ese poder y no necesariamente viajar en el tiempo. Disfrutemos cada día sin tocar bocina porque el auto de adelanta no arranca, enojarnos con el que cruza despacio, desesperarnos porque no llegamos con el trabajo, gritar a nuestros hijos porque se portaron mal o escribir en redes sociales patéticos mensajes satánicos hacia los gobiernos de turno.


Simplemente no perdamos tiempo con lo que no vale la pena, porque mañana el destino puede decidir que dejemos de existir, y todo eso por lo que nos volvimos tan nerviosos no valdrá la pena. Enjoy Ride! La lección de vida de viajar en el tiempo



En este último video, el propio Curtis habla de lo personal que es este film, que increíblemente se trató del último en dirigir en toda su carrera por decisión personal. Me atrevo a imaginar que quiere disfrutar los momentos de la vida junto a su familia mientras escribe guiones e historias, en lugar de estar demasiado ocupado para perdérselo. Todo un ejemplo.



María Paz Hueso Luque 24/9/2016 · #1

Vaya, hay que verla sin duda!

0