Aitor Díez Fernández en Administrativos, Informáticos, Redes Sociales Brand Ambassador - Embajador de la marca • Bebee 23/11/2016 · 2 min de lectura · 2,5K

Que no te den Social Media por Marketing Online

Que no te den Social Media por Marketing Online

Cursos de marketing digital o el timo de la estampita

Entiendo que cuando alguien paga una formación “In Company” o colectiva, lo que pretende es aprender. Entiendo también que cuando alguien organiza cursos su deber es reunir ponentes/profesores de las materias aludidas en el programa con capacidad de enseñar y que además, algo que debe darse por supuesto, saber titular las materias y englobarlas en un paquete que dirija correctamente a la formación que se va a impartir. Los títulos más habituales de la oferta formativa de este sector son Social Media Marketing, marketing digital, marketing online, digital bussines, comunicación digital y digitalización de la empresa. Estos términos con más o menos adorno se ponen indiscriminadamente como si todo fuera lo mismo y yo creo que no lo entienden ni quienes lo organizan.

Se ha pasado a decir burradas como que “si no tienes redes sociales no existes” y ésto es un #Fail en toda regla. Ha habido unos años en que el mercado laboral estaba ávido de conocimientos sobre redes sociales (otras técnicas de marketing digital no era tan conocidas); Si en ese momento alguien tenía un blog que contaba las últimas novedades de cada red social o era de los primeros en traducir las noticias que se anuncian en blogs punteros de USA  o curaba contenidos sobre el tema, se estaba creando alrededor suyo una comunidad potente que le estaba empujando a la popularidad y éso hace unos años, no era tan difícil. Pero crearte una buena marca personal utilizando redes sociales no es directamente proporcional a saber digitalizar una empresa, posicionar una marca y/o producto en Internet. Y del mismo modo no es lo mismo saber mucho acerca de redes sociales que saber aplicarlo.

No es lo mismo contar que el contenido es el rey que subirlo al trono

Mucha culpa de la confusión creada la tienen los dichosos rankings de influencia, que mejor habría que llamarlos, rankings de popularidad porque es lo que realmente son. En ellos se mezclan dos figuras, la del profesional que sabe de Social Media y trabaja con cuentas y con equipos de diferentes disciplinas del marketing digital donde poder contrastar y complementar a diario el uso de las redes sociales en la empresa, con la figura del conocido o popular con mucho conocimiento pero únicamente teórico o aplicado únicamente a su marca personal. Lo peor de todo es que las empresas, organizaciones y administraciones tiran de ellos para subcontratar sus formaciones y servicios porque normalmente son personas que tienen el Klout por las nubes. Un indicador totalmente manipulable pero de ésto ya hablé hace unos años: Klout son los padres y sus 25 variables la fórmula de la coca-cola.

¿Es lo mismo crear una marca personal que te hace popular en Internet que dirigir una campaña para posicionar un producto o digitalizar una empresa? Rotundamente no. Por lo cual es importante saber de qué estamos hablando.

Digitalización de la empresa o transformación digital de las empresas. 

Se habla alegremente en muchas formaciones de la digitalización de las empresas o de la transformación digital como si éso fuera, hacer una Web, abrirse unos perfiles en redes sociales y un blog. El plan estratégico para la digitalización de una empresa engloba todas las áreas donde se producen flujos de comunicación y que inciden en el funcionamiento y desarrollo del plan estratégico de la empresa:

  • Vertical descendente: aquel que fluye desde los rangos superiores de la empresa (gerencia) hasta los rangos inferiores (empleados).
  • Vertical ascendente: aquella que fluye desde los rangos inferiores hasta los rangos superiores.
  • Lateral u horizontal: la que se da entre equipos de trabajo, entre las diferentes áreas de la organización que comparten funciones y donde la comunicación fluye entre iguales.

Dentro de las tareas que comprende este proceso de digitalización están entre muchas otras:

  • El plan de comunicación anual de la empresa con sus campañas, estrategias y acciones varias.
  • La construcción del plan de posicionamiento de la empresa dirigiendo siempre a la marca para la consecución de objetivos.
  • El análisis del entorno para descubrir amenazas y oportunidades.
  • La integración y coherencia de las marcas.
  • La gestión y medición de recursos intangibles.
  • El refuerzo de la imagen interna y externa logrando que ambas se desarrollen de modo organizado y en la misma línea.
  • La gestión con los medios de comunicación.
  • El desarrollo y la puesta en marcha de un plan de comunicación de crisis.
  • La adaptación de los planes de RSC.
  • Un plan para ser posicionados entre los grupos de interés o stakeholders.

Por lo tanto, estamos hablando que la digitalización de una empresa afecta a:

  • Comunicación interna
  • Comunicación externa en sus facetas: marketing, publicidad, Internet
  • Comunicación corporativa
  • Comunicación de crisis: aquí tiene cabida el plan estratégico de reputación online
  • Relaciones públicas y gestión de medios: prensa, eventos, patrocinios..
  • RSC

Cuando hablamos de estas cosas parece que estamos hablando solamente para grandes empresas pero no es así, todas las empresas que deciden adoptar un proceso de digitalización tienen que abordar todos y cada uno de estos pasos, evidentemente en cada tipo de empresa adaptado a sus necesidades y con los recursos que se pueda contar tanto técnicos como organizativos o presupuestarios. No en todas las empresas este proceso es igual ni a la hora de aplicarlo no todos los procesos van al mismo tiempo.


Eventosfera

Seguir leyendo ->




Josefina Ruiz 23/11/2016 · #2

Aprendiz de Mucho
Maestro de Poco.

Como Dice El Refranero Español.

Hoy En Día La Sociedad Es y Está Así.

+2 +2
Jorge Carballo Pérez 23/11/2016 · #1

@Aitor Díez Fernández, se puede decir más alto, pero no más claro. Hay que tener mucho cuidado con los cursillitos que van ofreciendo por ahí. O los webminar que te dicen que serás el influencer de moda, y lo que quieren es meterte un curso, en el mejor de los casos, cuando no te ponen la zanahoria, para luego una vez empastrado, decirte, contrato y paga

+3 +3