Aitor 🐝 Díez Fernández en salud dental, Médicos y Profesiones Sanitarias Delegado Comercial • Osteógenos 26/9/2016 · 1 min de lectura · ~100

Todo lo que debes conocer de los tonsilolitos (Parte II)


Todo lo que debes conocer de los tonsilolitos (Parte II)


En este artículo continuaremos hablando de estas piedras que se instalan en la garganta, de la consecuencia de esta problemática y la mejor manera de tratarlas.


Es importante que sepas que los tonsilolitos no son graves, pero si pueden resultar molestos tanto por su olor como por la sensación que general. En tu casa podrás verificar su existencia usando un espejo, podrás ver pequeñas bolitas de tono amarillento o blanco, en ocasiones hasta son expulsadas cuando se tose.


Cabe destacar que los tonsilolitos se pueden vincular, también, con otros problemas en la región del cuello y en la garganta como infecciones en los oídos, amígdalas y una molestia al intentar tragar.


Si bien existen muchos remedios caseros para su eliminación lo adecuado es consultar con un médico o con el dentista para realizar el mejor tratamiento. Si quieres evitarlo lo mejor que podrás hacer es cepillarte los dientes al menos dos veces al día, cada cepillado deberá durar por lo menos 2 minutos, además de usar hilo dental y un irrigador bucal.


Siempre deberás recordar que gracias a una correcta higiene dental podrás evitar la acumulación de microorganismos tanto en el cuello como en otras partes de la boca, así reducirán notablemente la posibilidad de la aparición de tonsilolitos. Además, deberás acudir al dentista al menos una vez cada seis meses para poder controlar la salud general de la boca.


En los casos más graves será necesario realizar una intervención quirúrgica, pero antes de llegar a este punto existen otras alternativas como realizar una limpieza específica con enjuagues bucales y quitar las piedras con un instrumento especial.


La parte interna del cuello es una zona peligrosa que puede verse afectada en diferentes oportunidades. Los tonsilolitos pueden ser bastante desagradables ya que puede afectar las relaciones personales (por el mal aliento), y genera que se pierda la confianza en sí mismo.