Aitor Díez Fernández en Hogarmania, Moda y belleza, Oficios y profesiones Brand Ambassador - Embajador de la marca • Bebee 11/10/2016 · 1 min de lectura · 1,5K

Vivir en cualquier parte del mundo en una cápsula solar


Vivir en cualquier parte del mundo en una cápsula solar


Una empresa eslovaca crea una cápsula ecológica, una vivienda con forma de huevo, que puede ser trasladada con facilidad y que te permitirá vivir con todo tipo de comodidades.

Imagina una casa completamente autónoma que te permita vivir en los lugares más remotos del mundo. Una mini casa vacacional, transportable, del mar a la montaña, con todo lujo de comodidades.Es el sueño de todo aventurero: poder vivir en cualquier parte del mundo, sin necesidad de renunciar a las comodidades que te proporciona una casa convencional. La época de las tiendas de campaña, los sacos de dormir y las esterillas ha quedado atrás. La ilusión de tener agua corriente, un inodoro o incluso una ducha caliente ahora es posible gracias a esta ingeniosa cápsula solar.


El equipo de la empresa eslovaca Nice Architects ha desarrollado un proyecto innovador: una ecocápsula capaz de generar su propia energía, y ofrecer la posibilidad de vivir en este espacio conectado en cualquier parte del mundo. Lo reconozco, siempre he fantaseado con tener una casa móvil para poder viajar a cualquier parte del mundo. ¿Vosotros no?



Los diseñadores parece que han pensado en todo. Cada cápsula está equipada con paneles solares, molinos para generar energía eólica y un diseño con forma de huevo que permite recoger el agua de la lluvia. Así los usuarios podrán disfrutar de una ducha caliente, cocinar con agua corriente e incluso dormir en una cómoda cama.


“El mayor desafío fue integrar las diferentes tecnologías en el pequeño cuerpo de la cápsula, y aun así tener un poco de espacio a la izquierda para la gente”, exponían los creadores del proyecto. La cápsula ovalada de 4,4 metros de largo, 2,2 metros de ancho y 2,5 metros de alto puede alojar cómodamente a dos personas. Las paredes están hechas de un material aislante, para así mantener una temperatura agradable en el interior.


Los diseñadores de Niza Architects imaginan que la cápsula podrá usarse como suites de albergues turísticos, centros de investigación, e incluso como viviendas de emergencia o unidad humanitaria.


El precio de esta maravilla es de unos 80.000 euros. Eso sí, hay que tener en cuenta que es perfecta para los amantes de la naturaleza, fotógrafos, científicos o guardias forestales, o para todos los que quieran permanecer aislados durante un largo periodo de tiempo.


Vivir sin tener que depender de la corriente eléctrica ya es una realidad. Playa, montaña, bosques o tu lugar favorito puede ser el escenario ideal para posicionar esta mini casa. ¿Os animáis a probarla?


Fuente