Alberto Arenillas in Empreendedores e Empresários, Ingenieros y Técnicos, Negócios e Empresas CEO / Fundador • SMASP Redes Profesionales S.L. Oct 23, 2020 · 3 min read · 1.5K

¿Te puedo ayudar?

¿Te puedo ayudar?

Pedro es un muy buen carpintero, trabaja muy bien y hace muebles de muy buen diseño y calidad.

Un día por la mañana ve como el techo de la habitación se desploma y aparece un gran agujero.

No conoce albañiles conocidos, por lo que comienza a preguntar a conocidos y a buscar por diferentes medios.

Hace una lista con los que ha conseguido y se pone en contacto con ellos para comentarles lo sucedido y escuchar la solucion que proponen.

Después de varios dias, hay uno que le ha generado confianza y le contrata.

Desarrollan su trabajo y se marchan Pedro desea retornar a su actividad, a fabricar muebles; pero no puede.

Donde había una lampara, ahora no hay nada.

¿Te puedo ayudar?

Su problema fue el agujero del techo, pero no se dio cuenta que en el techo había una lampara.

Ahora necesita realizar el mismo proceso para buscar a un electricista.

Pedro no puede continuar fabricando sus muebles.

Esto que he narrado en modo de historia, nos sucede a todos, personas y empresas.

Cuantas veces ante un problema en el que tenemos que buscar una ayuda externa, una vez resuelto hemos pensado, que fácil ha sido la solución, pero cuanto nos ha costado llegar a ella.



En general cuando tenemos este problema, realizamos las siguientes fases:

  • Búsqueda. Conocer quién puede resolver nuestro problema.
  • Selección. Escoger entre los encontrados, quien se adapta mejor a nuestras necesidades.
  • Confirmación. Ratificar que el seleccionado es el óptimo.
  • Direccion. Supervisar y gestionar que el trabajo se realiza correctamente.
  • Ejecución. Desarrollar la tarea por el confirmado.
  • Mantenimiento. Actualizar el trabajo realizado a las necesidades específicas.

Es aplicable a personas, empresas pequeñas o grandes, a problemas sencillos o complejos y no es nada nuevo, está en nuestra forma de pensar.

En muchas ocasiones sucede,

que el esfuerzo que tenemos que desarrollar en alguna o en varias partes, puede ser superior a la tarea realizada; y esto es un problema.



En el momento actual, existen herramientas que facilitan este proceso.

  • Existen los directorios impresos o a través de páginas web, donde es fácil encontrar personas o empresas que potencialmente solucionan tu problema. La dificultad que nos encontramos es que la información que se ofrece es muy escasa y puede generarnos una falsa expectativa.
  • Internet y las redes sociales, son una herramienta tremendamente poderosa para localizarlos y ponerse en contacto; pero la dificultad que se encuentra, que en muchas ocasiones la información, aun siendo extensa, no es aplicable a nuestro caso.
  • Existen empresas que, para ciertos servicios, buscan y seleccionan a una empresa o personas que puede ayudar a solucionar el problema, por ejemplo, recursos humanos.
  • Y otras que se dedican a la dirección y ejecución de problemas grandes (proyectos).


Pero existe dificultad en encontrar una única persona o empresa que te ayude en todos los puntos.

SMASP con el objetivo de ayudar a las personas y empresas a resolver problemas e incrementar su satisfacción, poner a tu disposición un nuevo servicio para ayudar a solucionar tu problema, actuando en todas las fases

De esta forma, tu única preocupación será responder a estas dos preguntas:

  • ¿Cuál es tu problema?
  • ¿Cuál es tu grado de satisfacción con la resolución del problema?

¿Cómo lo hacemos?.

SMASP trabaja con la metodología WMI.

  • La W (creación equipo). Conocido el problema, vamos a buscar entre nuestros colaboradores y si es necesario externamente, candidatos que resuelven tu problema. Posteriormente, seleccionaremos la mejor opción según un criterio: humano, conocimientos, experiencia, recursos y económico. Y te daremos la oportunidad que lo conozcas para establecer un mayor conocimiento y empatía.
  • La M (dirección próxima). Tu punto de contacto único será una persona que está cerca de ti, que le has transmitido el problema directamente, los condicionantes y las expectativas. Se encargará que todo el restante proceso (dirección, ejecución y mantenimiento) se haga adecuadamente, para que tu problema quede solucionado. De esta forma se ha transmitido todos tus factores condicionantes, a la resolución del problema, pero sin que tu tengas que estar ahí.
  • La I (inversión). El beneficio que podemos obtener ayudándote, va a ser en función de la segunda pregunta que necesitas responder “tu grado de satisfacción”.




Y como la mejor experiencia es un caso real, pero con datos anónimos.

Empresa X, especialista en transformación metalúrgica, necesita realizar una optimización del proceso y quiere aplicar inteligencia artificial.

Se pone en contacto con SMASP y le hacemos  las preguntas 

  • ¿Cuál es tu problema? Analizamos el entorno, sus requisitos e iniciamos la búsqueda, encontrando cinco potenciales candidatos con sus características específicas. Se genera una pagina web exclusiva para el proyecto, con acceso restringido, donde se pueden observar los comentarios realizados y nuestra propuesta final. Se le comunica a la empresa X, cual es nuestra recomendación, si desea acceder a la información y si quiere conocer al seleccionado. La persona de SMASP será el único punto de contacto de la empresa X y se encargará que todo el desarrollo del trabajo se realice para lograr la máxima satisfacción.
  • ¿Cuál ha sida la satisfacción en la resolución del problema? Para los curiosos, la respuesta fue excelente, aplicando el baremo prestablecido de beneficio.

Toda esta información se puede encontrar en el siguiente enlace