Alberto 🐝 Barranco en Emprendedores y Empresarios, beBee en Español, Coaching Global Ambassador beBee • BeBee 12/9/2017 · 1 min de lectura · +400

¿Cómo haces las cosas?

¿Cómo haces las cosas?

Es tan importante saber que las cosas se deben hacer de una determinada manera que cuando somos conscientes de ello parece que no nos cuesta tanto hacerlas. Esta es una de las claves para poder avanzar en la vida, hacer las cosas bien, hacer las cosas desde el corazón.

Si cuando vas a dedicar tu tiempo, tu valioso tiempo a hacer algo, lo haces con desgana, sin aptitud positiva y además no pones todas tus actitudes al servicio de esa acción significa que no estas haciendo las cosas de corazón. Sin embargo, si tú decides poner todo lo que tienes para llevar a cabo esa acción por difícil que sea, estate seguro que lo vas a conseguir de una manera mucho más fácil que al contrario.

Poner el corazón en tus acciones implica dar todo lo que tienes por algo que quieres, por algo que deseas, esa es la clave para conseguir convertir ciertas circunstancias en momentos pasajeros lo antes posible. Tú tienes la capacidad de decidir de qué manera actuar, como pensar y sentir, en el momento que no permitas que tus propios miedos te limiten, estás dando un paso de gigantes. Nuestro peor enemigo somos nosotros mismos, nos huimos de nuestros propios valores por miedo al que dirán, por miedo al rechazo, por miedo a fracasar, en cambio lo tenemos todo y tan solo dependemos de nuestra aptitud para conseguirlo.

Sí, estoy de acuerdo que una ayuda no nos viene mal, pero hay muchas veces que nos lo ponen fácil y por esa limitación no damos el paso para lograr el objetivo. Lo que tenemos que hacer es poner el corazón a nuestro propio servicio, porque si lo hacemos e independientemente del resultado, al hacerlo con el corazón dejaremos el alma en ascuas, ardiendo, caliente de haber puesto todo lo que teníamos en esa acción.

Somos dueños de nuestros esfuerzos, de nuestras ganas de conseguir las cosas, somos dueños de nuestra vida y no podemos permitirnos el lujo de limitarnos. Hagamos las cosas con el corazón, pongamos toda la carne en el asador, confiemos plenamente en las capacidades que tenemos para logra