Alberto 🐝 Barranco en Profesores y educadores, beBee en Español, Recursos Humanos Director Comercial • Agilia Center 26/2/2018 · 2 min de lectura · 5,0K

Motivación = Motivo + Acción

Motivación = Motivo + Acción

La gasolina del corazón, el agua de la cabeza, así es como defino la importancia de la motivación en la vida de cualquier persona. Si tuviéramos a bien todos pararnos a pensar en las cosas que hemos conseguido cuando hemos estado en un momento álgido de motivación, estoy seguro que sacaríamos fuerzas para seguir ese camino y mantenerlo todo el tiempo posible.

¿Por qué dependemos tanto de otras personas o circunstancias para estar motivados? El título lo dice todo, necesitamos un motivo (nosotros) y una acción (depende de nosotros) para estar motivados. La cuestión es que la gran mayoría de las personas solo nos motivamos cuando viene alguien y nos motiva, o bien, cuando se dan unas circunstancias que te favorecen y empiezas a creer en ti. ¡Es injusto! Si fuéramos capaces de comprender que desde la parte emocional podemos combatir circunstancias adversas, tendríamos puestos muchos más esfuerzos en estar motivados para poder lograr mantener una línea estable de tranquilidad.

¿Cómo me motivo si todo lo que me rodea es negativo? Lo primero es saber el motivo real de porque estás rodeado de negatividad, es decir, como se ha dado esa circunstancia, donde nace, donde se establece y cuáles son los nudos que te atan a esa propia situación. Una vez identificada la raíz, podemos elegir lo que queremos y lo que no, por consiguiente, ya sabemos lo que debemos desechar para no tener tanta carga negativa. El siguiente paso es visualizar donde quieres y cómo quieres estar, con quién y de qué manera quieres vivir. Para ello tendrás que hacer el esfuerzo de deshacerte de aquello que no aporte y empezar a buscar puntos en común con lo que quieres. (No olvides que siempre puedes elegir la actitud con la que vivir) La motivación viene desde dentro, desde que estás seguro de lo que quieres aunque muchas veces no sepas como conseguirlo. Si sabes lo que te sobra ya es un paso adelante para conseguir lo que deseas. En muchas ocasiones es más fácil romper con lo malo que generar lo bueno, la realidad es que una cosa va con la otra. Para motivarte debes hacer varias cosas:

  • Valorarte, debes saber quién eres, qué sabes hacer, como te tratas, como te quieres y sobre todo, como te has castigado hasta ahora tanto por tu pasado como tus acciones. Deja de infravalorarte y cambia tu chip, empieza a valorarte porque eres bueno, sólo tienes que saber en qué.
  • Quererte, generalmente las personas que vienen de un estado de desmotivación constante no se quieren, se culpan, se infravaloran, se niegan a ellos mismos. Debemos empezar a querernos, a mimarnos, a sentirnos bien con nosotros mismos. Busca cosas que te gusten, que te hagan sentir bien, empieza a disfrutar de pequeñas cosas contigo para ir avanzando hasta conseguir sentirte bien contigo.
  • Premiarte, sí, te puede parecer una tontería pero la realidad es que estamos muy acostumbrados a valorar a los demás, a querer a los demás y a premiar a los demás. Todo eso está bien, pero mucho mejor está hacerlo contigo. No es un acto de prepotencia, es un acto de humildad contigo, si te valoras y te quieres, ¿por qué no te vas a premiar si haces algo bien? ¡Date un pequeño capricho! Esto te hará sentir genial y regeneras fuerza para seguir tu camino de motivación.
Tu mayor objetivo en la vida debe ser, vivir feliz. Para ello te tienes que conocer, con tus defectos y tus virtudes, saber lo que tienes que cambiar y modificar (los "yo soy así" son excusas para no enfrentarte a ti) debes potenciar tus virtudes para ti y para el resto, si con ello ayudas a los demás, eso te hará sentir aún mejor. Lo que está claro es que la persona más importante de tu vida eres tú, si no te quieres, no te cuidas, no te valoras, no te respetas, ¿cómo lo vas a hacer con los demás? ¡Imposible!
No pienses en menos cuando siempre tienes muchos más
Alberto Barranco

Así que, no esperes que nadie te motive para empezar a hacerlo, si viene alguien a motivarte procura que te pille motivado para sumar su fuerza y la tuya. No esperes a que las circunstancias te proporcionen la motivación para salir, debes tener toda la motivación para cuando esas circunstancias se den y que te pillen con toda la fuerza para que puedas sacar el máximo partido de ellas.

No olvides nunca que tu mayor motivación eres tú mismo, además tienes una responsabilidad sobre tu círculo cercano, esa responsabilidad te obliga a ser ejemplo para ellos como ellos lo pueden ser par ti.


Alberto Barranco

¿Tweeteamos? Acepto aquí
¿Linkedin mejor? Búscame aquí

Ignacio Orna (Nacho) 26/2/2018 · #11

#2 Totalmente de acuerdo @Adela Garcia

+1 +1
Hector Fong 26/2/2018 · #10

#9 De nada gracias a ti por el post.

+1 +1
Alberto 🐝 Barranco 26/2/2018 · #9

#8 totalmente de acuerdo @Hector Fong. Muchas gracias!!

+1 +1
Hector Fong 26/2/2018 · #8

Si te Amas a ti mismo tendrás mucha motivación para Amar a tu prójimo de forma incondicional.

+1 +1
Alberto 🐝 Barranco 26/2/2018 · #7

#2 pero ya lo has superado y estás donde quieres y como quieres @Adela Garcia Un abrazo!

0
Alberto 🐝 Barranco 26/2/2018 · #6

#1 Gracias como siempre @Jose Vicente Soldevila Puchol hay más que "ha-ser" Un abrazo!

+1 +1

ESPEJO DE LA VIDA (Narrativa Final).

*Los días transcurren, y por alguna razón nuevamente surge el encuentro del niño y el adulto, ambos sorprendidos se miraran a los ojos, callados y en silencio ninguno se permite hablar, el niño como es propio de su niñez saldrá corriendo, sorprendido quedara porque el Sr. que el ayudo en aquella oportunidad resulto ser un gran colaborador de la iglesia, haciéndole recordar aquel día que lo conoció, estaba solo y desamparado en la calle. Para este momento fijan sus miradas y antes de retirarse surge la pregunta ¿Sr. Porque aquel día que lo conocí usted estaba en las condiciones que estaba? el Sr. sin palabras se permitió /permitirá abrazar al niño y ofrecerle la mitad de lo que tenía en su mano, el niño muy inquieto le dice en voz baja Sr. en su mano no hay nada, el Sr. Con gestos le señala y dice, seguro no hay nada! pero si ves detalladamente podrás observar que sobre mi palma que hay muchas líneas, cada una refleja lo que he construido en mi vida y en la de los demás “Soy un gran constructor”, mi nombre no importa ya que no recuerdo como me llamo, importa lo que tú has hecho por mi aquel día, mi corazón y mi mente se aclararon con aquel acto que bien tu me regalaste. Luego de aquel día muchos días pasaron, un día cualquiera tuve un sueño y sobre el estabas tú para ayudarme a recuperar mi identidad, hoy centrado sobre lo único recuerdo “Un hermoso niño” que desde aquel día quedaría grabado en mi mente y mi corazón.

"Dios y la virgen - Padre y Madre - Guía De Nuestras Vidas"

Humildad y amor por un mundo mejor Oswaldo E. Díaz D & Familia – Lunes 26-02-2018.

0

ESPEJO DE LA VIDA (Narrativa Intermedia).

*Un niño muy pequeño observara a un adulto abandonado en la calle, el querrá ayudarle sin saber cómo hacerlo, su humilde corazón reflejara su buena intención, dará al Sr. su merienda, el Sr. se permitirá recibirla, el niño se permitirá esperar a que el Sr. coma un poco, seguidamente surgirán enseñanzas, el Sr. tomará la mitad y querrá devolver al niño la otra mitad, las personas que observan lo que estará sucediendo quizás tomaran del niño el buen ejemplo aplicado, su atención basada en experiencia grabara en la conciencia de aquel niño la buena acción aplicada, todos podremos aprender de este acto de nobleza.

"Dios y la virgen - Padre y Madre - Guía De Nuestras Vidas"

Humildad y amor por un mundo mejor Oswaldo E. Díaz D & Familia – Lunes 26-02-2018.

0