Alberto Ponce in Mujeres líderes e influyentes, Negócios e Empresas, Deportistas Copy • PyME Oct 1, 2019 · 2 min read · +300

Football bikini: las jugadoras (7)

Football bikini: las jugadoras (7)



¿Hay que apoyar el football americano jugado por mujeres en la modalidad bikini?


Desde que esa nueva disciplina nació se le pusieron objeciones.


La principal es que una forma de abusar de las mujeres.


“Ese uniforme…”


La objeción principal es contra el uniforme.


La primera objeción, es que ese uniforme no protege a las jugadoras.


La segunda, que ese uniforme las explota. Las exhibe.


Otra, que se explota el legítimo deseo de las mujeres de jugar football americano y en lugar de hacerles jugar en forma, de jugarlo como debe ser, se les da una imitación.


Las personas que se sienten incomodas con el football bikini presentan sus objeciones, exhiben su malestar.


Yo quiero entender. Por eso me pongo a hacer preguntas y pedir ayuda de las jugadoras y empresarios para que respondan a mis preguntas. A todas y a todos, les agradezco la información que me dan, y a partir de la que voy entendiendo mejor qué es esta disciplina, y qué valores tiene. Gracias.


Sigo creyendo que es de vital importancia para esta nueva disciplina y para esta nueva industria deportiva que se explique ella misma.


De lo contrario serán otros los que la expliquen. Y así en lugar de darla a conocer sólo la ocultarán. En lugar de decir lo que es, dirán lo que a ellos les parece que es.


“Es un reto”


Las jugadoras afirman una y otra vez que jugar football bikini es vencer un reto.


Este tema se abundará en el libro. Cuando pregunto las respuestas más normales son que claro que las sorprendió el usar bikini. Y que usarlo significó para ellas vencer un reto.


No dicen que se sientan desprotegidas por el uniforma. Quizás por la diferencia de climas entre los Estados unidos y México. Allá es definitivamente mucho más frío. De manera que México sería la arena perfecta pata jugar este deporte.


Ninguna me ha dicho que se sienta explotada por usar el uniforme.


Así, algunos que no juegan el deporte dicen que se las exhibe. Pero las jugadoras no lo ven así.


Me explico esto, con una hipótesis tiene qué ver con la idea de “vergüenza”.


¿Qué significa tener vergüenza?


La vergüenza tiene doble filo. Se siente cuando se cree que se hará mal la obra que se emprende, que lo que el trabajo que se está haciendo no está saliendo bien.


Pero también es el temor “al qué dirán”, es temor al juicio de los demás.


Por eso la vergüenza duele tanto al que se toma en serio lo que hace. Por eso la vergüenza es una emoción noble. Sólo el aprendiz que quiere de verdad dominar el oficio siente esos dos matices de la vergüenza: el temor de no trabajar del todo bien, junto con el temor del juicio del maestro.


Pero como sea es una emoción paralizante. En lugar de dejarte fluir, te paraliza. Te detiene. Y, nada más por eso, nada más por el hecho de distraerte del trabajo, te hace cometer errores.


Entonces es noble pues sólo la experimenta al que de verdad le importa lo que está haciendo.


Entonces hay que vencer a la vergüenza porque nos paraliza.


Se siente porque se teme hacerlo mal. Pero como lo que se quiere es hacer, y hacerlo bien, entonces hay que vencer la vergüenza.


Todas las jugadoras quieren hacer deporte, han practicado o practican otras disciplinas. Todas eligen ésta sobre las otras porque es la que más las desafía.


Si queremos aprender a hacer más, y a hacer mejor, sí, hay que explicar mejor y apoyar más los valores del football americano practicado por mujeres, en bikini.