Canicross y el cuidado de tu perro

Como algo que puede tomarse tanto como ejercicio y disciplina, el canicross esta entrando en nuestro país contanto con muchos seguidores en el resto de Europa.

Es una buena forma de estrechar la relación con tu perro, ya que consiste en un ejercicio de dos. Atando una cuerda a tu cintura y contando con una línea de tiro que va hasta el arnés del perro.


Canicross y el cuidado de tu perro

Además de la preparación, entrenamiento y alimentación adecuada de los participantes, será necesario adquirir un equipo adecuado, que puede ser “básico” o “homologado” dependiendo de si vamos a entrenar o a competir.

Material necesario


Linea de Tiro (Correa): Debe ser de una medida de dos metros, diseñada para amortiguar impactos a partir de una zona elástica que tiene la función de proteger a amo y perro de posibles lesiones en la espalda.

Cinturón canicross para el corredor humano: Cinturón adaptado para sujetar la línea de tiro a través de un mosquetón, debe ser suficiente ancho para evitar lesiones.

Mosquetones:  Existen mosquetones de enganche que pueden ser de rosca clásicos o de liberación rápida. Es obligatorio el uso de un mosquetón de liberación rápida en caso de competir.

Calzado adecuado: Zapatillas para correr por pista forestal o camino, hay calzado diseñado para este fin, calzado ligero y resistente.

Arnés de tiro para el perro: Proteje al perro de rozaduras durante la carrera, debe ser cómodo, de un material seguro que no dañe al animal en caso de tirones, debe estar acolchado en las zonas más expuestas, y ante todo debe ser de una talla adecuada.

Material opcional

Guantes:como protección de las manos ante posibles caídas y ante abrasiones que pueden suceder si tenemos que tirar de la línea de tiro en algún momento.

Calzado para perros: En caso de practicar canicross en zonas nevadas o si vamos a correr durante un tiempo prolongado por zonas rocosas irregulares o asfalto, podemos proteger los pies de nuestro animal con botas especialmente diseñadas para proteger las almohadillas de sus patas, sobretodo si no están preparados o si tienen pies sensibles.