Videovigilancia y el deber de información en la L.O.P.D.

Videovigilancia y el deber de información en la L.O.P.D.

El uso de cualquier medio de grabación, tanto de sonidos como de imágenes, está regulado por la Ley Orgánica de Protección de Datos, la cual nos obliga a adoptar una serie de medidas destinadas a salvaguardar los derechos  de las personas que pueden verse afectadas por dichas grabaciones. De entre todas las exigencias de esta ley, tal vez la gran olvidada es el deber de información. En este artículo vamos a ver los pasos necesarios para cumplir correctamente con el deber de información al usar de cámaras de vigilancia o seguridad.


¿A quién afecta la ley?

Contrariamente a lo que muchos suelen pensar, la L.O.P.D. cuando trata de temas de videovigilancia no sólo afecta a empresas, sino que afecta tanto a empresas como a particulares, estando obligados a cumplirla todas las personas que utilicen estos sistemas.

Las únicas dos excepciones que “se libran” de tener que acatar la ley son:

  • Los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, que se regirán por una regulación específica.
  • El tratamiento de imágenes en el ámbito exclusivamente personal y doméstico.

Esta segunda excepción ha dado lugar a multitud de dudas y confusiones, ya que en un principio podría interpretarse que los particulares no estamos obligados de cumplir con dicha ley. Pero si seguimos leyendo, veremos que dicha excepción solo se aplica en aquellos casos relacionados de forma directa con actividades que tengan carácter exclusivamente privado o familiar. Por tanto no estaremos obligados a cumplir la Ley, por ejemplo, en el caso de grabar un vídeo del bautizo de nuestros hijos, pero sí tendremos que cumplirla si decidimos poner una cámara en nuestra plaza de garaje para descubrir al vecino que nos pincha las ruedas de coche.

 

Sigue leyendo ...