Método Montessori: ¿En qué consiste?

Método Montessori: ¿En qué consiste?


El método Montessori está haciéndose cada vez más notorio en escuelas y guarderías, tanto de ámbito privado como público. Y esto es porque docentes y pedagogos llevan tiempo comprobando sus claros beneficios en el desarrollo personal y el aprendizaje libre de los niños.  

Este método, además, podemos aplicarlo en nuestras propias casas al igual que en las aulas, ya que permite a los niños comprender cualquier tipo de contenido, fomentando su desarrollo como personas. 


La educación Montessori en Mataró 

La educación Montessori en Mataró que aplicaremos está caracterizada por el fomento de la independencia, la libertad y el respeto para el desarrollo mental y consciente de los niños. Con este método hacemos ver a los niños que les reconocemos la importancia de sus progresos en toda clase de actividades. La supervisión de esta libertad siempre se hace bajo la atenta mirada de algún adulto, pues la libertad debe estar establecida por unos ciertos límites lógicos.  

Los niños llevan a cabo su desarrollo mediante un trabajo libre que ejecutan con los materiales didácticos que les suministramos.  


Las características del método Montessori 

Con este método, dejamos que sea cada niño el que elija la actividad a realizar, de una forma completamente libre. Pero para ello preparamos un ambiente adecuado, con materiales muy específicos. El ambiente lo componemos con mobiliario especial, que debe estar adaptado a la fisionomía y características de los niños. La premisa principal es que puedan utilizar los materiales sin que requieran la ayuda de un adulto, para enfatizar su independencia y autonomía.  

Con este ambiente adaptado a ellos, los niños pueden desarrollar su potencial y capacidades a su propio ritmo, con libertad plena para elegir lo que hacer a cada momento. El ambiente, por tanto, debe tener las siguientes cualidades: 


  • Debe ser ordenado: para los niños es bueno que un ambiente sea organizado, y que tengan que asumir rutinas. De este modo se evitan rabietas y su mente funciona mejor. 
  • Debe ser limpio y agradable: todo debe estar en el mejor estado posible, sin objetos deteriorados o rotos, y debidamente limpio. Esto les animará a tratar de mantener por sí mismos el orden y la limpieza.  
  • Debe estar estructurado: eso sí, debe estar adaptado a la edad de los niños y su momento de desarrollo.  
  • Deben poder gozar de libertad de movimientos: todo lo que puedan necesitar para realizar sus actividades debe encontrarse al alcance de su mano y disponible para realizar todo movimiento con libertad.  
  • Es conveniente que todos los objetos sean reales: no debe haber imitaciones de objetos, debemos lograr que los niños comprendan cómo es el uso de los objetos cotidianos. Si alguno puede ser peligroso, se les permitirá usarlo bajo la supervisión de un adulto. 
  • Los ambientes deben ser tranquilos: deben favorecer siempre el desempeño de actividades de manera relajada. 

Estas son las principales características del método Montessori y en nuestras instalaciones. Si quieres saber más, ponte en contacto con nosotros o navega, un poquito más por nuestra web.


MOMS MONTESSORI