Amparo Mahecha Parra en Escritores traductora y redactora • Sociedad de San Pablo 15/10/2016 · 1 min de lectura · +100

Soy de hierro y arena

Y tengo tantos matices como los hilos de mi piel. Unos conocen un determinado terreno de mi geografía, otros vislumbran matices y otros definitivamente no saben quién soy yo. Mi mapa está compuesto de territorios amplios, donde abundan los ríos y los mares, de áreas inciertas que, en ocasiones, son desiertos y que, otras veces, juegan a dar vida a intricadas selvas llenas de sorpresas y, por supuesto, de peligros. También existen islas, que guardan florescencias que nunca se marchitarán. Día a día vago por las aguas y caminos que unen tan diversas áreas. Soy día y soy noche, soy alegría y soy tristeza; amparo y desolación; esperanza e inquietud; fortaleza y absoluta debilidad; soy de hierro y arena. Soy el derroche de risas y, al mismo tiempo, el río de lágrimas que casi ahoga a Alicia. Tengo anhelos de vida y de muerte. Me considero afortunada, pero soy un árbol que ha crecido entre horribles matorrales y a fuerza de luchar con la maleza que, de tanto en tanto, se atraviesa y no me deja seguir. El tronco es fuerte, sin embargo. Está formado de más de cincuenta círculos concéntricos, bien anudados, a pesar de las ruidosas tormentas. Soy de hierro y arena