Ana Ávila / Método Cronos en Vida Lúcida, Motivación, Salud Consultora Holística./ Bioenergética / Biorritmos y Equilibrio emocional / Ecosistema Familiar. • Método Cronos 10/11/2017 · 2 min de lectura · +600

Seguro que alguna vez has escuchado la expresión 'se puso verde de envidia', ¿a que sí?


El color verde se asocia a lo fresco, lo natural, lo  POSITIVO … pero también se asocia a cuando tenemos un pelín de envidia.

¿Sabes cuál es la clave para no padecer de esta emoción negativa?  Aprender a positivar sumando valor a cada cosa que hacemos para lograr un saldo positivo al terminar cada día . 


Seguro que alguna vez has escuchado la expresión 'se puso verde de envidia', ¿a que sí?

Pero, ¿qué pasa en muchos casos? Que a lo largo del día, acumulamos momentos negativos, y al cerrar la jornada, el cómputo refleja un saldo negativo. Es de vital importancia aprender a positivar cada momento del día que no hayamos vivido en forma positiva.

Cada día es un suma y sigue donde anotamos, tanto los momentos positivos, como los negativos.  Si logras POSITIVAR, y que tú saldo diario sea positivo, conseguirás que las polaridades de la vida se mantengan en equilibrio y no te arrastren al polo negativo.


Vamos a ver cómo sucede en el ejemplo de la persona que ‘padece de envidia’:


La admiración es un valor esencial humano. La persona que está en un estado de energía positivo,  ante un determinado estímulo sentirá admiración, pero si la persona está nublada o con tormenta, niebla, apagada, etc., aparece la envidia.


Partimos de la base de que el ser humano nac