Andrés Macario en Marketing y Comunicación Hace 7 d · 2 min de lectura · 1,3K

Cómo se percibe la comunicación empresarial

Los canales de comunicación no paran de crecer, igual que las formas de acceder a ellos, siguen una constante innovación y evolución. Por ello Kantar Media ha llevado a cabo su estudio “Dimension” en el que analiza las percepciones, tanto de consumidores como de empresas líderes en el sector, de la planificación y comunicación empresarial.

Cómo se percibe la comunicación empresarial

Opinión de los consumidores sobre la comunicación empresarial

En el estudio se pregunta a más de 5000 personas conectadas mayores de 18 años de los cinco mercados publicitarios más grandes del mundo: Estados Unidos, Brasil, Reino Unido, Francia y China. Pretende descubrir las percepciones de los adultos conectados sobre su consumo y la gran variedad de canales de comunicación que tienen a su disposición.

Una de las primeras conclusiones que se obtienen es que los consumidores se están convirtiendo en expertos: 6 de cada 10 encuestados ya consideran publicidad no solo a la expuesta en los formatos tradicionales, sino que también cualquier comunicación con la marca en otros formatos (mensajes en redes sociales, en artículos online, recomendaciones en motores de búsqueda, patrocinios…).

Un 68% de los adultos conectados toleran o les gusta la publicidad, pero a pesar de ello, un 20% utiliza un software para bloquear la publicidad, aunque casi la mitad de ellos afirmaron que les gusta o la toleran. Con esto sacamos la siguiente conclusión: a los consumidores les gusta la publicidad, pero, en el ámbito online, les molesta en determinados momentos o que les llegue de un modo u otro, por ello utilizan bloqueadores.

A pesar de todo, los consumidores creen que la publicidad está cambiando a mejor. Quizá esto se deba a la ampliación del grado de segmentación y personalización de los mensajes. Los consumidores reconocen que los anuncios personalizados les parecen más interesantes, incluso que la publicidad orientada específicamente hacia cada uno les hace incrementar su interés por la marca frente a la publicidad aleatoria.

A los consumidores les gustaría tener un mayor control sobre la publicidad que ven, aunque son conscientes que es necesaria para seguir accediendo de forma gratuita a contenidos. Incluso una parte de los encuestados afirma que estaría dispuesta a pagar por el contenido de webs y no recibir publicidad. Más de un tercio de los encuestados afirma que no proporcionaría más datos personales a cambio de recibir una publicidad más relevante. Por ello los anunciantes han de ser cuidadosos, la personalización es buena, pero hasta cierto límite, sin invadir la privacidad.