Antonio Blanco Llamas en Oficios y profesiones, Recursos Humanos, Telecomunicaciones e Informática Departamento técnico FTTH 23/9/2016 · 3 min de lectura · +800

EL TELETRABAJO EN EL SIGLO XIX (SÁTIRA)

EL TELETRABAJO EN EL SIGLO XIX

Por Antonio Blanco Llamas.

EL TELETRABAJO EN EL SIGLO XIX (SÁTIRA)

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX con la revolución industrial, se materializó un esquema de trabajo en cadenas de producción que no tardó en implantarse en todas las empresas de la época. A grandes rasgos el sistema de trabajo era sencillo y planteaba muchas características comunes independientemente del sector de producción:

- Jornadas de trabajo infinitas.

- Baja remuneración y amenaza constante de despido para incitar la productividad.

- Nepotismo en la mayoría de puestos directivos y mandos intermedios.

- Contratación de trabajadores jóvenes, sin experiencia y con contratos de aprendiz.

Pero, ¿no estábamos hablando del siglo XIX? Exacto, muchos que lean este artículo se verán claramente reflejados en sus empresas en el siglo XXI.

EL TELETRABAJO EN EL SIGLO XIX (SÁTIRA)Muchas empresas siguen ancladas en un esquema de producción decimonónico y ni siquiera quieren oír hablar de otras opciones. Lo más importante es “fichar”, que el jefe te vea horas y horas en la oficina y se valora mucho más a los “sufridores” que la productividad real que son capaces de llevar a cabo.

De acuerdo amigo empresario / gerente / responsable de producción del siglo XIX. ¿Y si yo le propusiera la forma de rebajar costes en la empresa, aumentar la productividad y, por lo tanto, los beneficios de su negocio?

La respuesta es sencilla. Teletrabajo.


Vamos a analizar esta opción desde el punto de vista empresarial del siglo XIX.

1. Reducción de gastos.

Se suprimen los costes de alquiler de oficina, mobiliario, luz, agua, calefacción, internet… Es más, todos esos costes los “asume” el empleado.

EL TELETRABAJO EN EL SIGLO XIX (SÁTIRA)

2. Control total del empleado.

Uno de los miedos de cualquier empresa sobre el teletrabajo es ¿y cómo sé qué estás trabajando?

La primera manera de saber si un empleado es eficiente, independientemente de la ubicación de su lugar de trabajo es muy simple, el trabajo se ve. Una valoración por objetivos conseguidos es la mejor forma de que un trabajador se “mate” para lograrlos.

Por otr