Anycka HC en beBee en Español, Cine, Redes Sociales ¿Qué tal de autoestima?, ¿cómo te conoces? Y ¿cuánto te quieres? ¿Te gustaría cambiar algo? • helpyu.es 8/1/2018 · 2 min de lectura · +500

Comienza la temporada de los premios del cine 2018

Vestidos negros y #TimesUp, tiempos de cambio


Comienza la temporada de los premios del cine 2018
   Imagen vía Common Dreams


Los Globos de Oro 2018 han dado el pistoletazo de salida a los premios del cine. La tónica de este año ha estado lejos de las preguntas habituales, del ¿quién te ha vestido?  y ¿esas joyas, de quién son? y demás aderezos que estarían bien si en primer lugar se prestase más atención al trabajo de actrices y actores que a su indumentaria. Esta vez el protagonismo ha sido para el se están acabando el silencio, la paciencia y el sentirse culpable de ser o haber sido víctima de abuso.  

Que sí, que igual estamos (muy o un poco) de acuerdo en que nos gustan las alfombras rojas porque queremos ver  glamour, porque necesitamos saber ya cómo están de guapos nuestros favoritos. Y también sacar nuestra parte maliciosa (o traviesa) y despotricar o cachondearnos un poco de los modelitos más desacertados. Exámenes, siempre exámenes, ahí podemos entrar en el jardín de los juicios, pensemos entonces que todo tiene un límite, el del dolor. Entretenimiento y frivolidad a la vuelta de la esquina. Sí, pero.


Igual también estos eventos multitudinarios son el mejor escenario para utilizar (para bien) la capacidad de influencia y servir de apoyo y estímulo, como sucedió ayer en el discurso de Oprah y en algunos otros momentos de los Globos. 


¿Víctimas = culpables?


Habrá preguntas, claro, y recriminaciones, por supuesto, los ¿por qué has/habéis esperado tanto tiempo para abrir la boca y denunciar?, ¿seguro que no querías?, algo habrás hecho para que X pasase. Imagino que aquellas personas que hayan vivido en alguna ocasión una etapa de abusos habrán escuchado alguna vez este tipo de comentarios y preguntas. Opiniones, pensamientos e incluso acusaciones veladas que a veces van solamente en una dirección, la de la víctima (que a ojos públicos está ya convertida en culpable). En ese momento en el que ya sabes que cualquier cosa que digas se puede volver en contra, ¿qué mejor que callar, culpabilizarte e intentar olvidar vas a hacer? Igual, con un poco de suerte, lo consigues. O tal vez no, tal vez vas a revivir el terror (aunque ya no exista físicamente) y eso va a a condicionar tu vida del futuro, apagándola, entristeciéndola, dificultando incluso recordar a la persona