Arancha Felipes en Rayas y Cuadros: Moda Hombre, Moda y belleza, Cuidado Personal Mujer Profesora de Historia del Calzado y Estilismo • IED 23/9/2016 · 1 min de lectura · +700

ARMARIO Y CORAZÓN

Dentro de unas semanas comenzará el temido momento por muchos denominado: “cambio de armario”. Este momento tiene más de psicológico que de frívolo. Renovar el armario debe implicar, retirar de la vista ciertas prendas que ya no nos vamos a poner, tirar o donar otras, guardar en el baúl de los recuerdos unas cuantas, y cada uno en la medida de sus posibilidades, dar cabida a prendas nuevas.

Para poder renovar el armario con la ropa de la nueva temporada, debemos de desechar la que ya no nos sirve, por talla, por moda o por color; las que no nos hemos puesto durante los dos últimos años, y las que sabemos que no nos vamos a volver a poner este nuevo otoño.

Nuestro armario es un reflejo de nuestro corazón: si no olvidamos, pasamos página, perdonamos y dejamos atrás ciertas experiencias, personas y situaciones; no podemos dar cabida a nuevas experiencias, amistades y amores.

Para este nuevo curso que ahora comienza, os proponemos vaciar el corazón y el armario de todo lo que os provoque: tristeza, añoranza, melancolía o sentimientos negativos, recuerdos dolorosos y experiencias desagradables.

Dadle a la tecla SUPRIMIR de vuestro “disco duro” y dejad espacio para todo lo nuevo y bueno que está por llegar.
En el armario que tenemos con la ropa de diario, de trabajo y fin de semana; no tendremos a primera vista aquellas prendas que podríamos tal vez un día, ponernos cuando adelgacemos o por si acaso engordamos; los trajes de fiesta, bodas, bautizos y comuniones…
Tampoco guardaremos un año más, las prendas que no están bien conservadas, las que no nos ponemos desde hace años y a las que les tenemos cariño pero no nos ponemos nunca. El jersey que os regaló vuestro primer novio, el vestido de tu pedida de mano de hace 15 años que ni se lleva ni te has vuelto a poner.
Mira hacia adelante y piensa en todo lo bueno que está por venir a lo largo de este nuevo curso. Echa un vistazo a las revistas y a los escaparates de las tiendas; mira qué te falta, qué te sobra y cómo puedes combinar lo que tienes, tal vez añadiéndole un complemento diferente. Es un juego ¡Disfruta!
Si te agobia, no tienes tiempo o no te atreves a tirar, donar o regalar ciertas cosas: llámanos. Llevamos muchos haciendo esta labor y ayudando a hombres y a mujeres a pasar página…

Nuestro consejo para esta nueva temporada: vacía tu armario y abre tu corazón. Renueva tu armario y tu corazón. Te sentirás liberado y feliz.

ARMARIO Y CORAZÓN