axesor, conocer para decidir en elEconomista, Economistas y Financieros, Negocios y Empresa Asesora analista en el departamento de Riesgos en axesor • Axesor 9/11/2016 · 2 min de lectura · +300

Concursos de acreedores: más de 16 empresas caen cada día en España

Concursos de acreedores: más de 16 empresas caen cada día en España
Gabinete de Estudios Económicos de axesor

La estadística de los concursos de acreedores por parte de sociedades mercantiles está al nivel más bajo desde 2008, según los datos analizados por nuestro Gabinete de Estudios Económicos y que se acaban de publicar en nuestro Radar Empresarial. De acuerdo con nuestras previsiones, por primera vez desde el comienzo de la crisis el año terminará con menos de 4.500 nuevos procesos formales de insolvencia. Pero lo cierto es que la fórmula del concurso sigue sin ser una respuesta para la mayoría de las empresas que están en problemas, hasta el punto de que menos del 4% de los concursos se saldan con un convenio entre empresa y acreedores. En los 10 primeros meses del año se han iniciado 3.429 concursos. La cifra es un 19,1% inferior a la del año pasado por estas fechas, pero arroja un promedio de 16,4 empresas entrando en concurso por cada día laborable en lo que va de año. Es una cifra nada despreciable teniendo en cuenta el resultado habitual de estos procesos es el cierre de la compañía, ya que las sociedades intenta evitar el concurso por todos los medios haciendo insostenible su situación. Si las sociedades viesen en el concurso una forma de salvar su empresa y entrasen en ese proceso antes de llegar a una situación deplorable las cifras concursales cambiarían.

Mención aparte merece el caso del sector constructor. La construcción es el principal responsable de que la estadística de concursos de sociedades mercantiles haya cumplido en este mes de octubre tres años consecutivos de caída en la comparativa interanual. Desde el año 2008 hasta la fecha se han declarado 14.770 concursos por parte de constructoras. Las 782 insolvencias judiciales registradas entre enero y octubre suponen un descenso del 28,3% en tasa interanual y el nivel más bajo para este sector desde el año 2008; es, además, la primera vez desde entonces que la construcción se queda por debajo de los 1.000 concursos en la suma de los 10 primeros meses del año. Aunque es complicado, no es descartable que los concursos de la construcción logren, también por primera vez desde el año 2008, terminar el ejercicio por debajo de las 1.000 incidencias.

Comparado con el año 2013, el ejercicio en el que hubo más concursos en el tejido empresarial español, el número de casos registrados en el periodo enero-octubre de 2016 es un 54,4% inferior. Se han declarado 4.095 procesos menos (entonces la suma total era de 7.524). La gran mayoría de sectores está por debajo de los números de entonces, pero destaca la caída del sector de la construcción, con un ajuste del 65,5%, más que cualquier otra actividad. En términos absolutos, el descenso es de 1.486 casos; es decir, más de un tercio del desplome experimentado por la estadística concursal corresponde al sector de la construcción.

Ahora bien, los concursos llevan tres meses seguidos registrando descensos en la tasa interanual por debajo del 10%, algo que no había sucedido nunca desde que empezaron a caer. En octubre, el descenso fue del 4,5%, con 468 incidencias. El efecto base estadística puede ser un elemento determinante para explicar esta evolución, pero los primeros síntomas del agotamiento podrían estar a la vista. De hecho, al cierre del primer semestre, la caída acumulada de la construcción era del 32,4% y ahora se sitúa casi seis puntos porcentuales por debajo y en octubre registró un incremento del 15,8%.

Y es que aunque los concursos estén al nivel más bajo desde el comienzo de la crisis, el ritmo actual prácticamente duplica al de entonces y eso en un entorno en el que la economía está mostrando un gran dinamismo. Nuestra previsión es que el PIB crezca este año un 3,2%, por encima del promedio mundial, apoyado entre otras cosas por el consumo doméstico impulsado por la intensidad en la creación de empleo. No se puede negar que ha habido un enorme esfuerzo legislativo para dinamizar la fórmula de los concursos, con más de 30 revisiones y reformas parciales de la ley desde el año 2004. Pero aún faltan medidas que clarifiquen cosas como, por ejemplo, la regulación del administrador concursal.

Por otra parte, la actividad económica ha ido recuperándose, pero hay numerosos factores que pueden incidir negativamente en ella: las repercusiones del ‘Brexit’; la crisis del sistema financiero europeo y el italiano en particular y la incertidumbre sobre las reformas que aún deben aprobarse en el país transalpino, sujetas a un referéndum que tendrá lugar en diciembre; las próximas elecciones federales en Alemania; la ralentización del comercio mundial, o el incremento esperado en la cotización del petróleo, por citar solo algunas de las más evidentes. Por lo tanto, parece importante anticiparse a los posibles vientos de cara que en los próximos meses pueden dificultar los avances en la legislación concursal.

Gabinete de Estudios Económicos de axesor