axesor, conocer para decidir en elEconomista, Economistas y Financieros, Negocios y Empresa Asesora analista en el departamento de Riesgos en axesor • Axesor 15/11/2016 · 1 min de lectura · +400

La cuadratura del círculo, en versión española

La cuadratura del círculo, en versión española

A lo largo de toda la crisis se ha insistido en la necesidad de la normalización del flujo de crédito para que la economía pudiera volver a crecer. España, sin embargo, está logrando su particular cuadratura del círculo: el PIB crece, mientras la masa de crédito desciende. Nuestro Gabinete de Estudios Económicos acaba de publicar la última edición de PULSE, nuestro Boletín Trimestral de Morosidad, en el que se constata que el saldo total de crédito no solo cayó el pasado mes de agosto casi un 4%, sino que seguirá descendiendo hasta situarse al cierre del año en el entorno de 1,23 billones de euros, lo que supondrá una caída en términos interanuales superior al 4%. Mientras tanto, nuestra proyección es que el crecimiento del PIB estará ligeramente por encima del promedio mundial y culminará 2016 con una mejora del 3,2%.

España está, pues, en el trance de volver a situar el volumen de PIB a la misma altura que antes de que comenzara la devastadora crisis financiera mundial, que en nuestro país ha sido de una profundidad y duración singulares. Pero esta vuelta a la casilla de salida se hará en una situación muy diferente a la de entonces: si en 2007 la morosidad cabalgaba desbocada con ratios superiores al 20%, ahora la morosidad engancha más de dos años consecutivos de caídas y además a gran velocidad. Estimamos que la morosidad caerá a finales de año por debajo del 9%, situándose así en los niveles más moderados desde mediados del año 2012.

Y es que el crédito bancario cae, pero la morosidad desciende a un ritmo mucho mayor. Cada vez son menos las empresas que no pueden hacer frente a sus obligaciones, todo un síntoma de cómo ha cambiado el panorama. Si en los años más duros de la crisis, la morosidad llegó a multiplicarse casi por cuatro, ahora acumula de manera consistente descensos de dos dígitos.

Por el camino se ha producido un ajuste muy importante, especialmente en el sector de la construcción, donde casi 14.800 empresas han entrado en concurso desde el año 2008, algo más de un 30% de los casi 49.000 concursos de acreedores que se han declarado en España desde el comienzo de la crisis. Ese ajuste (y su inevitable destrucción de empresas y pérdida de puestos de trabajo) tendrá aun algo de recorrido. No en vano, la ratio de morosidad del crédito a empresas del sector de la construcción y del sector inmobiliarioseguirá cayendo a ritmos de dos dígitos, pero todavía se situará a finales de año en niveles nada despreciables del orden del 24,5%. En contraste, el ratio de morosidad de los hogares estará a finales de año en el orden del 4,3%. En resumen, la situación económica mejora a ojos vista y la banca recibe un alivio en forma de clara mejoría de la morosidad, pero el camino hacia la normalización todavía es largo.

Os invitamos a descargaros el informe en el siguiente enlace

DESCÁRGATELO AHORA