Berta Alvarez en Escritores Aficionados, beBee en Español, Escritores Comunity manager • Empresa privada 10/11/2017 · 1 min de lectura · +600

En el día de la memoria

En el día de la memoriaHoy, día de la memoria vienes a mi mente como lo haces cada día, hoy, día en el que se debe recordar lo perdido, de nuevo te encuentro entre mis recuerdos más vivos. 

Sigo viendo en cada objeto, en parte de mi vida, de mi día a día, cosas que me recuerdan a tí. Hoy de nuevo miré al cielo y éste me regaló unos colores rosados, azulados varios donde podía dibujarse una alfombra extendida para tí. 

Hoy te ví sonreír, hoy entre mis anhelos oigo de nuevo tu voz, es curioso, después de tantos años, vuelvo a recordarte y percibo como antaño tu esencia, ese olor a hogar, a abuela, a cariño, ese olor peculiar que estaba hecho para tí. 

Hoy volví a sentir ese frío de cuando yo te cogí de la mano, aquel maldito suspiro en ese frío hospital donde te despedístes de mí. Hoy, en el día de la memoria, sigo sin olvidarme de tí. 

Abuela, llegan las navidades y sabes que faltará otra vez tu plato, que recordaremos cómo te quejabas porque estaba muy lleno, porque decías estar mejor en tu casa, a sabiendas que era mentira y que disfrutabas cuando al llegar las doce de la noche, esas uvas casi te atragantaban. Abuela, tú y yo sabemos que te encantaba ver a la familia aunque siempre nos criticabas. ¡Ay, ésta niña, que no se abriga! ¿dónde vas tan deprisa? me decía si me encontraba al verme pasar desde algún banco sentada de alguna plaza. 

Hoy, en el día de la memoria, no es que te recuerde, es que no te olvido, porque cada calle, cada cosa que veo, cada gesto de mi madre, me recuerda a tí. 

Y ahora cada vez que miro al cielo, te imagino sonriendo o dándome algún consejo, o regañándome como solo tú lo hacías, con mucho cariño, que también recuerdo que te costaba hacerlo sin que una mueca de tu rostro saliera a la luz. Nos querías, pero tal vez por eso te preocupabas demasiado y nunca mirastes por tí, y lo que más rabia me daba era que tampoco dejabas que nosotros te cuidáramos y siempre, al llegar las navidades, ya era normal oírte gruñir. 

Pero ¿dónde están ahora esos gruñidos? ¿dónde tus brazos que me rodeaban para darme un beso y a veces te decía que me agobiabas esperando más? ¿dónde estás que aún te confundo cuando veo alguna señora con una silueta parecida a la tuya y me digo: Y si fuera ella? 

Y hoy, en el día de la memoria, me reitero y repito una y mil veces, que es un día más para seguir con tus recuerdos, aquellos que llenaron mis días de juventud y que me hicieron ser parte de la persona que soy hoy. 

Abuela, humildad, sencillez, a veces enfados, a veces sonrisas, a veces tristeza tras esos cristales, pero siempre, una gran mujer. 


Berta Alvarez 11/11/2017 · #11

#8 Muchas gracias!

+3 +3
Berta Alvarez 11/11/2017 · #10

#6 Muchas gracias, el recuerdo es inevitable porque ademàs tuve la suerte de vivir con ella en mi infancia y eso deja huella.

+2 +2
Berta Alvarez 11/11/2017 · #9

#5 La herida no cierra cuando se ha querido tanto, solo queda saber llevarla y recordar con serenidad los bonitos recuerdos que deja.

+2 +2
Luis Piriz 11/11/2017 · #8

Bello.....muy bello.

+4 +4
Ignacio Orna (Nacho) 11/11/2017 · #7

Yo te entiendo perfectamente @Berta Alvarez no hay momento que no me acuerde de mi abuela, la mujer de mi vida, que aunque no fue quien me crió, si fue quien más me quiso. https://www.bebee.com/producer/@ignacio-orna-0pCQf/a-mi-abuela-isabel-que-fue-es-y-sera-siempre-la-mujer-de-mi-vida-y-aunque-no-fue-quien-me-crio-si-fue-quien-me-quiso

+4 +4

Bellisimas palabras @Berta Alvarez. A esto es a lo que me refiero conque no hay un dia para honrar a nuestros seres que ya no están. Cada dia que la recuerdas honras a tu abuela.
Una foto maravillosa.

+4 +4
Rosa Muñoz Bermúdez 11/11/2017 · #5

#3 Sé que es así. Y espero que algún día yo también sea capaz de ver las cosas tan serenamente, la herida aún no se me ha curado.

+6 +6

#1 #2 Al recordarlos oxigenamos la llama interior que los mantiene vivos. Con el tiempo el fuego será luz y el dolor paz.

+7 +7