Carlos Pérez-Grueso Gómez in Estudiantes y Universitarios, Profesores y educadores, Historia Director Relaciones con los Equipos NutriCare • Programas Nutricare, S.A. Feb 1, 2019 · 2 min read · 2.1K

Los Amantes de Teruel, ...tonta ella, tonto él

Los Amantes de Teruel, ...tonta ella, tonto él         Los amantes de Teruel. Autor: Antonio Muñoz Degrain. Museo del Prado de Madrid

LLegamos al mes de febrero, el mes de los enamorados y, qué mejor que torturarnos con una historia lacrimógena de amor. Si además la acompañamos con un fantástico cuadro de Antonio Muñoz Degrain sobre el tema, miel sobre hojuelas. ¡Qué buenas, por cierto!. Os acompaño la receta que, esto del amor, da mucha hambre. 

Bien, volvamos de los cerros de Úbeda. Este cuadro obtuvo la primera medalla en la Exposición Nacional de 1884. tiene unas dimensiones considerables, 330cm de alto x 516 cm. de ancho, ¡vamos, que cuando te encuentras frente a él, parece que tú mismo eres uno de los sorprendidos invitados al velatorio!

El valenciano Degrain estaba especializado en paisajes, pero, le salió un fabuloso cuadro romántico. La leyenda está centrada en dos jóvenes, Isabel de Segura y Juan Martínez de Marcilla. Ambos eran de familias principales de Teruel, pero, Juan era el  segundo hijo y, por lo tanto, la fortuna recaía sobre el mayor. Ya sabéis que, antiguamente era común el llamado Mayorazgo, un sistema de reparto de bienes que beneficiaba al mayor de los hijos.

Ambos jóvenes estaban muy enamorados y Juan, no queriendo perder a Isabel, solicitó un plazo de cinco años, como si fuera Hacienda,  para volver lleno de riquezas, algo a lo que el padre de Isabel accedió. Partió a la guerra y pasaron los cinco años sin noticias. Los WhatsApp de entonces iban a pedales, o mejor dicho a pezuña.  Una vez transcurrido este tiempo, el padre, muy pesetero él, acordó la boda de su hija con otro personaje principal enriquecido. 

Para hacer la historia más truculenta, el joven vuelve sano, salvo y cargado de riquezas el mismo día de la boda. Demasiado tarde. ¡No sabe qué hacer! Desesperado, pidió un beso a su bella amada y ésta, ya desposada, aunque seguía enamorada de Juanito, se lo negó. Juan, roto por el dolor, allí mismo sucumbió, a los pies de Isabel. 

Al día siguiente, se celebró el funeral en la iglesia de San Pedro. Arrepentida nuestra enamorada, se acercó hasta el catafalco, se inclinó, y le dio un sentido beso, cayendo desplomada junto a él. ¡La cantidad de gente que ha tenido que llorar con esta historia!


Los hechos, según la leyenda, ocurrieron en 1217. Debió darle tiempo a participar en la batalla de Las Navas de Tolosa (1212) y volver a pie y sin prisas.

Esta historia ha sido reflejada en multitud de obras, tanto pictóricas como literarias. La más famosa, la escrita por Hartzenbusch.

Como curiosidad, el escritor Mariano José de Larra quedó cautivado  por la misma y defendió con entusiamo la escena final. ¡Como no, si le dieron una idea!. Él mismo escribió: El amor mata. Pocos días después, debido a un desengaño amoroso, se quitó la vida descerrajándose un balazo. 

¡Vaya final!, ni la Copa de Europa

Gracias a estos amantes, ¡Teruel existe! y ponemos en el mapa, todos los febreros, esta población, que celebra unas jornadas medievales, por lo que me han contado, muy recomendables, aunque deben ser gélidas.

Os acompaño imágenes de las esculturas de los amantes, obra de Juan de Ábalos, y que, ¡mala uva la del escultor!, si os fijáis bien en la foto más pequeña, las manos de los amantes no llegan a tocarse. Como dice el dicho, ajo y agua.



Gracias María Pilar. Me tomo nota de algunos de los pueblos que mencionas para visitarlos. En su momento hice un blog sobre Albarracín que, en caso que quieras, podrás ver en mi perfil.
Un saludo y feliz sin de semana largo.

+1 +1
Maria Pilar Martinez Feb 7, 2019 · #3

¡Nacida en un pueblo de Zaragoza, me crie en la zona de Sierra de Arcos!!Y tanto que Teruel existe!! La plaza mayor de Albarracín, el castillo y su muralla, La Iglesuela del Cid y su casco urbano, Linares de Mora pueblo fortificado, Cantavieja y Mora de Rubielos con sus edificios góticos, Mirambel con la entrada por el arco.
Podría hacer un recorrido por todos ellos y alguno más con fotografías y darlo a conocer...hay que descubrir Teruel y Soria que tb es una gran olvidada.
Teruel es bonito!! ¡Y hay que visitarlo!!
¡Saludos y feliz semana!

+1 +1

Gracias a ti María del Carmen. Además de Teruel, hay poblaciones, zonas naturales vestigios que no hay que perderse. No sé si conocerás Calomarde, Albarracín, un acueducto romano con una obra de ingeniería impresionante que recorre grandes distancias.

0

User removed

0