Carlos Pérez-Grueso Gómez en Nutrición y dietas, Médicos y Profesiones Sanitarias, Moda y belleza Director Relaciones con los Equipos NutriCare • Programas Nutricare, S.A. 2/6/2018 · 2 min de lectura · 6,0K

No me vale el traje de baño y pienso, ¿Es bueno perder peso muy deprisa?

No me vale el traje de baño y pienso, ¿Es bueno perder peso muy deprisa?

NO. La pérdida de peso acelerada puede resultar peligrosa, sobre todo, para el hígado y el riñón. La sobrecarga metabólica que suponen los sistemas de pérdida muy rápidos son los causantes de ese posible daño. Además, es más fácil provocar el efecto rebote o efecto yo-yo, ya que al ser normalmente dietas muy restrictivas, al reintroducir una alimentación normal, se recupera y aun se supera el peso anterior.

No sé si habréis visto en los telediarios o en los periódicos un nuevo sistema que más bien es un "potro de tortura"  y que se trata de que te grapen o cosan a la lengua una "malla" que, debido a lo doloroso que supone el comer algo sólido, la persona abandona la idea de masticar alimentos, alimentándose sólo con líquidos. Lo dicho, una barbaridad que lleva a lo que os he indicado anteriormente.


¿ES CONVENIENTE PERDER PESO DESPACIO?

La pérdida de peso debe ser continua y paulatina, con pequeños "descansos" para la adaptación del organismo. La périda de peso promedio se cifra, al principio, entre uno y dos kilos semanales. Si en esas primeras semanas la pérdida es lenta, menos de 1 Kg. por semana, es probable que esa persona se encuentre frustrada ante la desproporción existente entre el "sacrificio" que realiza y el resultado que obtiene, por lo que habría que investigar qué está ocurriendo.

Normalmente, a medida que pasan las semanas, se va perdiendo menos por semana, debido a la adaptación a los nuevos hábitos.


¿ES NORMAL QUE EN LA MUJER, DURANTE LOS DÍAS DEL PERIODO SE GANE PESO Y VOLUMEN?

En circunstancias normales es habitual ganar algo de peso, fruto de la interferencia de una serie de hormonas que se encuentran elevadas en la sangre (estrógenos en días previos, progesterona, etc.) y que tienen como consecuencia metabólica más destacada una cierta retención de agua corporal y, de ahí, el aumento de peso.

Si se está realizando un programa de pérdida de peso, puede reducirse la pérdida e incluso paralizarse.


SI NO BEBO AGUA, ¿PERDERÉ MÁS PESO?

El agua tiene 0 calorías, lo que hace que no modifique el balance energético. Su función es hidratarnos y proporcionar un volumen de líquido suficiente para muchas funciones: transporte, refrigerane, etc.

Existe la falsa creencia de que sin agua no se aumentará de volumen y, por tanto, de peso. Es un grave error, porque para adelgazar necesitamos "quemar" grasas, y en ello el agua es indispensable.


DESDE QUE ACUDO AL GIMNASIO PIERDO MENOS PESO, AUNQUE SIGO REALIZANDO LA DIETA, ¿A QUÉ ES DEBIDO?

Con la actividad física se desarrolla masa muscular que influye en el peso.

Suele ocurrir que la pérdida sea más lenta porque el músculo pesa más que la grasa y, al estar ganando esa masa muscular, eso quede reflejado en la cifra de kilos.

Lo importante es que se está perdiendo grasa, que se refleja en la mayoría de los casos en una pérdida de volumen, al ser la grasa menos pesada que el músculo, como ya decíamos.


¿QUÉ SON LOS QUEMAGRASAS?

Son productos cada vez más publicitados y numerosos que, argumentando diversas teorías científicas, se les atribuye efectos para perder peso "quemando" la grasa. En la realidad, esos efectos no están demostrados, por no decir que no existen y, además, muchos de ellos tienen efectos secundarios. Si no hay actividad física no se quema nada en las células.


CIRCULAN MUCHAS DIETAS, DE DIVERSA COMPOSICIÓN, QUE INDICAN PÉRDIDAS DE PESO RÁPIDAS, SIN PASAR HAMBRE Y SIN RECUPERACIÓN POSTERIOR. ¿QUÉ FIABILIDAD TIENEN, QUÉ FUNDAMENTO CIENTÍFICO?

Fiabilidad, ninguna, baste de ejemplo la que os he indicado al comienzo, ya que muchas ni son dietas. Además, se recupera lo perdido y mucho más. Tienen mucha publicidad en los medios de comunicación y el 99% no sirve para nada.

Debe confiarse muy poco en ellas y siempre hacernos 3 preguntas:

  • ¿Qué base científicas tienen?
  • ¿Aportan nutrientes de forma equilibrada?
  • ¿Corrigen hábitos alimentarios?

Hay muchas "dietas milagro" de las que puedes informarte en la web de la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria y Nutrición, AECOSAN (www.aecosan.msssi.gob.es/). 


¿QUÉ SON LAS LLAMADAS "DIETAS MILAGRO"? ¿TIENEN ALGUNA CONSECUENCIA SEGUIRLAS?

Las que presentan una gran desproporción entre lo que prometen, lo que se consigue y cómo se consigue.

Son aquellas cuyas respuestas a los criterios de la pregunta anterior son negativos. 

En primer lugar, prometen pérdidas elevadas en poco tiempo (por ejemplo, 2 kilos en 2 días de una firma muy famosa, 4 kilos en una semana, 15 en un mes, etc..). 

Para conseguirlo emplean procedimientos nada equilibrados en nutrientes, por ejemplo, exagerando la presencia de proteínas en la dieta o la ausencia total de grasa, o bien utilizan un solo alimento durante días (monodietas) .Esto hace que también las consecuencias, lo que se consigue, no sea lo más agradable: menos pérdida de peso de la esperada, cambios de los parámetros sanguíneos, recuperación inmediata del peso perdido..., y lo más grave, daño orgánico de mayor o menor importancia, aunque en algún caso, con resultados fatales. 

Muchas veces se basan en verdades a medias. En cualquier caso, el 99% de los usuarios de estas dietas milagro tienen problemas a corto y medio plazo, sin olvidar que no aprenden nada en torno a la alimentación y la corrección de hábitos.


Maria Merino 4/6/2018 · #7

#5 Muchas veces la gente hace cualquier cosa sin ver los peligros..gracias por el producer, da para pensar.

0

#2 Ignacio, somos organismos vivos que tenemos que adaptarnos continuamente, y en ese sentido, cuanto mayor nos hacemos, menos calorías necesitamos.

+2 +2

#3 María, hay métodos tan drásticos o peores. En uno de ellos te cosen los labios. Luego hay otros peligrosos para la salud y que no lo parecen en principio como los que te dejan comer sólo proteína, algo que hará peligrar a la larga tu hígado y tu riñón.

+3 +3

#1 En el fondo, perder peso con éxito, parte de cambiar aquellos hábitos que van contra tu salud e incorporar aquellos hábitos saludables. La pérdida de peso razonable y saludable está entre 750 gr. y 1250 gr. a la semana. Luego hay que tener en cuenta que la grasa más peligrosa es la visceral. Esa es la que pasa más rápidamente al torrente sanguíneo y puede producir trombos.
Por otro lado, el cuerpo , ante una pérdida de peso, llegan momentos donde se estabiliza el peso porque se está habituando a la nueva situación. Es como si tuviera una memoria histórica, mucho mayor de la edad que tenemos, e intentara no perder más peso por lo que pudiera venir.
Hay un elemento psicológico. Es importante no obsesionarse con el peso y estar pesándose todos los días. Ponerse en manos de especialistas es la mejor opción.

+1 +1
Maria Merino 3/6/2018 · #3

Madre mía!! ese método de que te cosan una malla a la lengua es terrible.

+1 +1
Ignacio Orna (Nacho) 3/6/2018 · #2

#1 Y hay quienes dicen que con el tiempo o te ajamonas o te amojamas.

0

Cuando se pierde peso, aunque sea, un poco más rápido de lo que la piel se reacomoda a su nuevo volumen, ésta pierde la capacidad de recogerce y comienza un nuevo problema que se convierte en una posible cirugía como única forma de corregirlo.
Hay una cuestión de sentido común que las personas han olvidado y que hoy día se niegan a aceptar.
Esta es una cuestión que se reconoce en la creencia popular y viene de muchas generaciones atrás.
Ésta creencia dice que debes tardar el mismo tiempo en adelgasar que el que te llevó en engordar.
Osea si tardaste 2 años en subir 20 kilos deberías tardar 2 años en perderlos. Ésto no debe confundirse con el tiempo que se lleva con sobrepeso.
Y ésto es a lo que se niega la gente.

Cuando se aumenta de peso no es como un cohete que subes y subes de peso, muy alcontrario, el cuerpo se toma su tiempo, primero subes, luego se reacomoda tu organismo y luego vuelves a subir.
Igualmente debe ser el proceso de perdida de peso, bajas un kilo esta semana la siguiente ni subes ni bajas, la siguiente vuelves a perder un kilo y la siguiente otra vez ni subes ni bajas y así sucesivamente hasta lograr el peso deseado. Este es el verdadero metodo que no causa daños ni al organismo ni a tu presencia física.
Y ésto es así aunque no te interese escucharlo.
Preocupandose de cada kilo que pierde, pero no lo hicieron en su tiempo, por cada kilo ganado.
Por tanto cada minuto que pasa adelgasando se convierte en una eternidad, entonces el problema es más psicológico que de sobrepeso

+2 +2