Carlos Romero Garcia en Comunicación y Periodismo, Escritores, Recursos Humanos Administrativo 11/11/2016 · 1 min de lectura · +500

Impenetrable

Un linea visible a lo lejos, significa que tienes un espacio inmenso por recorrer, ya que puedes ver esa linea a lo lejos, sin embargo en ese espacio hay topes invisibles donde tu carácter o tu propio modo de vida te hacen girar o dar pasos atrás.

Cuando lo enfocamos a relacionarnos a otras personas, sale esa timidez o la propia intimidación que te hacen ser invisible para intercalar en otros. Si ves a la mujer u hombre de tu sueños, tu reacción es echar la mirada atrás o simplemente hacer rápido el momento es cuando tu mismo niegas a la otra persona conocer parte de tu tesoros. Mi consejo es saber romper el hielo y para esto tengo varios ejemplos de mi cosecha (que se pueden parecer a otros ya existentes). Los ejemplos los pongo en dos personas que no se conocen y una es la que quiere sacar la conversación.

1. -Estoy pensando una cosa (ganas tiempo ya que captas su atención).

2. - Ufff , que frío hace en la calle y de camino me gustaría preguntarte una cosa (en este sentido tienes que ser más directo).

3. - Ola, que guapo/a estas hoy, que te has hecho? (puede alargarlo con esto) pues veo que nada aunque te veo mas llamativo/a (utilizar siempre sinónimos si abusáis de este, para variar vocabulario).

4. - Me gustaría conocerte, pero no se como empezar la conversación (este puede tener más salida, aunque te ponga en desventaja, le estas declarando intenciones y también analizas si esta interesado/a el receptor).

   - Pues yo estoy atento/a, no te pongas nervioso o no voy a comer a nadie (con esto te demuestra interés).

5. - Hoy es el dia! (con una sonrisa)

    - El día de que?

    - El día que te voy a decir si te vienes a tomar un café conmigo y eso que me he levantado valiente.

    - Pues me pillas de sorpresa. No se que decirte.

    - Con el trabajo que me ha costado decírtelo, al menos una hora de tu vida estarás entretenido/a.

    - Ok! mira me has caído en gracia, puede que tal día nos veamos. (Con esto suelta algo de humor y haces ver tu propio valor para querer conocer a esa persona).


En general he puesto ejemplos varios, y todos pueden tener buenos resultados. En el caso que no, no pasa nada, aprender a valorar más los no que los si. Yo prefiero las negativas por dos razones.

1- Por que me hacen mas fuerte.

2- Cuando llegue el si , lo apreciare más cuando no me lo esperaba.

Impenetrable


"Decisiones y valentías, en este juego tu razón de valía es tu propia voluntad"


Un saludo