Profundizando en el trastorno por Déficit de Atención o Hiperactividad

El Trastorno por Déficit de Atención o Hiperactividad, conocido por sus siglas como TDAH, es un trastorno de carácter neurobiológico que puede desarrollarse a lo largo de la infancia. 

El TDAH viene caracterizado en las personas por la presencia de unos patrones de comportamiento que conllevan problemas para prestar o mantener la atención, hiperactividad o la realización de actos puramente impulsivos con mayor intensidad o frecuencia de lo normal. Los problemas más directos asociados al TDAH se traducen en la mayoría de casos en un bajo rendimiento escolar, limitación de las capacidades de socialización y problemas en el ámbito familiar. 

No obstante, la sintomatología del TDAH no es única, si no que tanto sus efectos como la intensidad de los mismos dependerán de la persona que lo sufre. Por este motivo, es importante acudir a un centro especializado que realice un diagnóstico detallado del paciente de cara a desarrollar el tratamiento a aplicar, limitando los efectos del trastorno y corrigiendo los patrones de comportamiento, aumentando el bienestar de los más pequeños.

Lo que mucha gente no sabe es que el Trastorno por Déficit de Atención o Hiperactividad es uno de los Trastornos psiquiátricos infantiles más frecuentesProfundizando en el trastorno por Déficit de Atención o Hiperactividad

Niña con TDAH

Actualmente, se calcula que en torno al 7% de los niños y niñas de 6 a 17 años de nuestro país padece los efectos de esta condición. Además, en la mayoría de los casos el TDAH viene acompañado de otros síndromes psiquiátricos como Trastornos en la conducta, Trastornos de la ansiedad o Trastornos negativistas. Se calcula que en torno al 70% de los pacientes que poseen el TDAH, son poseedores de otro tipo de Trastorno

Esta situación dificulta en la mayoría de ocasiones la realización de un diagnóstico adecuado de la situación del paciente, empeorando la evolución de la persona debido a una mayor resistencia a tratamientos o terapias. No obstante, son muchas las instituciones y asociaciones de nuestro país que trabajan diariamente para dar a conocer el TDAH a la sociedad, colaborando con multitud de centros de salud y clínicas especializadas para mejorar la calidad de vida de todas las personas que adolecen las consecuencias de este tipo de Trastornos. 

Desde aquí, recalcamos la importancia de acudir a centros especializados donde poder recoger toda la información posible acerca del TDAH. Pues comprender cuál es la situación real de nuestro pequeños es el primer paso para empezar a mejorar su situación, así como su relación con el mundo.

Causas del TDAH y tratamiento

No existe un causa determinada que de origen al desarrollo del TDAH en la infancia, ya que es un Trastorno heterogéneo que presenta diferentes subtipos, fruto de la combinación de diversos factores de riesgo. Dichos factores de riesgo son en su mayoría de carácter genético, pudiendo ser también ambientales, como el hecho de haber sufrido traumatismos cráneo encefálicos durante la infancia, infecciones en el sistema nervioso central, el consumo de tóxicos durante el embarazo o haber sido prematuro. 

En cualquier caso, el TDAH presentan un alto porcentaje de heredabilidad en aquellas personas que lo sufren, por lo que un diagnóstico precoz puede ayudar a mitigar los efectos futuros. Es por esta razón que el diagnóstico comprende un amplio campo de estudio, comprendiendo áreas de trabajo tan diversas como el historial perinatal, la presencia de trastornos psiquiátricos adicionales, la sintomatología o los antecedentes familiares.

Para tratar los efectos TDAH de una manera adecuada hace falta una actuación multimodal, la cual debe estar constituida por un tratamiento farmacológico, cognitivo conductual y psicoeducativo. El objetivo, concienciar tanto al paciente como a su entorno más cercano de cual es su situación, aplicando el enfoque del tratamiento para que resulte lo menos invasivo posible para el paciente, pero que consiga que éste evolucione de forma adecuada a la terapia. Como ya hemos dicho anteriormente, para el desarrollo y aplicación de un tratamiento multimodal para el TDAH, es imprescindible acudir a un profesional especializado en psicología infantil. 

La realización de un análisis totalmente individualizado es vital para garantizar la aplicación de un tratamiento adaptado perfectamente a la situación de cada paciente. Depositando su confianza en manos expertas conseguirá mejorar la forma en que su pequeño o pequeña ve el mundo, mejorando su relación con su ser interior y con todo el entorno que está a su alrededor. Porque garantizar el bienestar de nuestros pequeños siempre ha sido nuestra mayor prioridad.