Mercedes Fernandez en Salud, Cuidados Mayores, Geriátricos 15/8/2018 · 2 min de lectura · +500

¿Centro de día para mayores o Residencia para ancianos?

¿Cuál es la diferencia entre un Centro de día para adultos y una Residencia para personas mayores?

Las personas mayores tienen varias opciones a la hora de decidir dónde socializar, realizar salidas recreativas, participar en programas de ejercicio, etc. En un centro de dia para mayores en Alcobendas y en la mayoría de las comunidades, ofrecen programas de actividades sociales diurnos y de apoyo y otros servicios para ayudar a las personas a mantenerse activas. comunidades. ¿Centro de día para mayores o Residencia para ancianos?


Con todas las opciones disponibles, puede ser confuso saber cuál es la mejor opción para usted o su ser querido. ¿Cuál es la diferencia entre un centro para personas mayores y una residencia para adultos?


En los Centros de Día, a diferencia de las residencias, las personas mayores siguen viviendo en sus domicilios y participan diariamente de actividades terapéuticas necesarias para su bienestar y calidad de vida. Es ideal tanto para personas que necesiten realizar tratamientos de prevención como quienes se encuentren en los inicios de distintas patologías. Las instalaciones son adaptadas y equipadas con distintos tipos de aparatos (electroterapia, parafina, trabajo de las articulaciones, fortalecimiento muscular).


El objetivo del centro de día es aumentar la independencia del adulto mayor, a diferencia de las Residencias para personas mayores que tienen como objetivo el cuidado del adulto mayor durante las 24 horas.
Autor en Título de la fuente

¿Cuándo es conveniente optar por una Residencia para mayores? Es recomendable acudir a una residencia para mayores cuando:

  • El adulto mayor tenga un grado medio o alto de dependencia para las actividades de la vida diaria.
  • Cuando la familia o los cuidadores no profesionales no puedan acompañarlos durante todo el día, en los cuidados que la persona necesita.
  • Cuando la convivencia sea complicada, debido a cuadros de demencia u otros, impidiendo que sea adecuada.
  • Cuando el cuidador habitual sufra el síndrome del cuidador llegando a afectar de manera notable a las diferentes áreas de su vida.

Los centros de día para personas mayores ofrecen muchas actividades y servicios, tanto para aquellos que son independientes, como para los que necesitan más apoyo debido a distintas condiciones médicas. Aquellos que son demasiado frágiles, tengan discapacidades físicas o mentales, sufran de Alzheimer, demencia u otra pérdida de memoria, deficiencias cognitivas u otros problemas médicos, necesitan asistencia profesional y opciones de actividades especializadas para satisfacer sus necesidades.


Los centros de día también proporcionan distintas dietas especiales, ayudan con medicamentos, alimentación, caminar / movilidad, ir al baño, bañarse y controlar la salud (por ejemplo, presión arterial, ingesta de alimentos o líquidos).


Otro beneficio de un centro de día es proporcionar un respiro a los cuidadores. El participante promedio de un centro de día para adultos vive con un cónyuge, hijos adultos u otro miembro de la familia o amigos. Cuando un cuidador está seguro de que su ser querido está recibiendo atención profesional y se está divirtiendo en la comunidad, se sienten seguros yendo a trabajar o recibiendo un descanso muy necesario durante el día.

Uno de los principales objetivos de un centro de día es cerrar esta brecha y ayudar a los adultos a mantenerse activos en su comunidad, recibir atención durante el día y mantenerse fuera de las instituciones durante el mayor tiempo posible.


Por último decir que un centro de día para adultos es la mejor opción para una persona que:

• Ya no es capaz de planificar y realizar actividades diarias de forma independiente

• Ya no es seguro solo en casa

• Experimenta Alzheimer, demencia u otras afecciones de pérdida de memoria

• Vivir con un cuidador que necesita un descanso

• Aislado y en necesidad de socializar con otros en la comunidad

• Desafiado física o cognitivamente pero no necesita supervisión las 24 horas

• Móvil con la posible asistencia de un bastón, andador o silla de ruedas.



Gracias Mercedes por explicarnos con claridad la diferencia entre un centro de día y una residencia. Lo importante es que cuando trabajemos con nuestros mayores lo hagamos con el mayor de los respetos, la mayor de las gratitudes y el más grande de los amores. Lo hago Zumbarrrr!!!

+3 +3