Claudio Inacio en Marketing y Producto, Marketing Online, Redes Sociales 23/11/2016 · 1 min de lectura · +200

¿Listo para llevar tu Marketing de conversión al siguiente nivel?

¿Sabes que es el Marketing de Conversión ? ¿Tus páginas están captando la atención a tus visitantes? El Marketing de Conversión y las relaciones de pareja tienen en común más de lo que pensamos.

¿Listo para llevar tu Marketing de conversión al siguiente nivel?

En est post te contaremos todo esto de una manera fresca, picante y muy divertida. Y te regalamos los “20 mantras del marketing de conversión”

La similitud entre el Marketing y las relaciones de pareja

Las relaciones y el marketing en internet tienen mucho más en común de lo que parece. Utilizaré este símil de Brian Swichkow durante el artículo que lo refleja genial:

            “Internet es la discoteca.

           Tu web es tu casa.

           Tu lista de email es tu habitación.

           Conseguir un cliente es… bueno, ya sabes lo que es.

“Si internet es como la discoteca, no lo trates como si fuera tu habitación”

Esta afirmación del símil de Swichkow me viene fenomenal para hablarte de las microconversiones y las macroconversiones. Ambas se engloban como conversiones, pero tienen diferente envergadura desde un punto de vista económico.

Enviar directamente a alguien hacia tu ficha de producto para tratar de vendérselo equivale a enfilar hacia tu ligue en la discoteca, con un par de copas de más, y contarle tus intenciones para esa noche. ¿Funciona?

A veces. Y depende mucho del alcohol que llevéis en el cuerpo. ¿Es conveniente? No demasiado.

La macroconversión o CONVERSIÓN (en mayúsculas) es lo que en marketing se llama conversión económica o venta. O sea, lo que pasará en tu cama… idealmente.

La microconversión es el conjunto de cosas que pasan entre la discoteca y tu cama y que indican que “vas por buen camino”. En marketing, llamamos microconversiones a muchas cosas: leer un artículo del blog, ver un vídeo, descargar un ebook, … En una cita: abrir una botella de vino, poneros una película en el sofá o tontear como su tuvierais 15 años.

Tanto en marketing como en una cita tenemos que saber que, para avanzar en el embudo de conversión, tendremos que ir consiguiendo que nuestras visitas, “micro-conviertan” para que estén cualificadas para el festival final.

Si te ha gustado este inicio del artículo, te animo a hacer click aquí y disfruta de este post autentico.