VAMOS A CONTAR MENTIRAS


Ante todo y en primer lugar quiero dejar claro que soy totalmente apolítica y solo quiero que quien gobierne lo haga con honradez y dignidad.

Los años que lleva el Partido Popular en el gobierno se han caracterizado por la falta de una política de ingresos, destinados a sustentar el actual sistema de reparto de la Seguridad Social. En el año 2016, en plena crisis, presenta una recaudación menor al 2011, el desajuste en los ingresos es la principal causa de que el déficit previsto para la Seguridad Social se haya elevado.

El periodo de 2012 – 2016 ha estado marcado por un claro fracaso en la creación de empleo, la calidad del empleo creado y como consecuencia la disminución de la recaudación de la Seguridad Social, y para solventar todo este déficit se ha utilizado el Fondo de Reservas de las Pensiones, y se ha seguido con la misma medida hasta su extinción, intentando vendernos la moto de que tienen que echar mano de los presupuestos del estado.

En materia de gastos, la aplicación de un aumento mínimo del 0,25% que afecta a todas las pensiones, demuestra que el gobierno está dispuesto a generar una pérdida de poder adquisitivo a los pensionistas respecto a la inflación prevista, para continuar cumpliendo con las restricciones presupuestarias contrarias a los intereses sociales. De continuar con esta tendencia nos puede llevar a que el déficit de la Seguridad Social en este año supere la cifra prevista, para volver a situarse al igual que en el 2016.

En este año no se pueden proclamar tantos éxitos en materia de creación de empleo como nos quieren meter por los ojos continuamente, no es cierto, no se ha creado ni la cantidad, ni la calidad que tanto mencionan. El verdadero indicador demuestra un año más el fracaso de la política que se ha implementado a partir de la reforma laboral del año 2012. Es necesario promover un verdadero cambio sustancial de la estructura productiva, que permita crear empleo suficiente, estable y de calidad, que reduzca la desigualdad e incremente los ingresos de la Seguridad Social; además de derogar las dos últimas reformas laborales del PSOE en 2010 y PP en el 2012, que han contribuido a precarizar el empleo y con ello a descapitalizar la Seguridad Social.

Todo esto también nos lleva a un ajuste a la baja en las pensiones, qu