Los préstamos rápidos como solución a la necesidad de dinero

A todos nos ha ocurrido que algún momento de la vida nos hemos visto sin dinero y teniendo que hacer frente al pago de un gasto urgente y extraordinario como la compra de unas gafas nuevas para el niño, reparar un electrodoméstico, etc.

Los préstamos rápidos como solución a la necesidad de dinero

La solución mas rápida es pedir un préstamo de dinero pero la banca ha cerrado el grifo y para que simplemente estudien tu solicitud hay que presentar un montón de papeleo, avales y un sinfín de trámites.

Ante esta situación la solución pasa por acudir a las compañías de concesión de minicréditos que operan online y que en menos de media hora han estudiado tu solicitud y te han hecho una propuesta del préstamo, para que tu decidas si la apruebas o no.

Como hay muchas empresas de este tipo y uno nunca sabe cual es mejor o peor, y cual tiene letra pequeña o no, lo que yo hago es acudir a webs especializadas como tuscreditosrapidos.com que analizan uno a uno los prestamos rápidos que existen en el mercado, tanto las ventajas como los inconvenientes de cada uno de ellos.

¿Cuáles son los inconvenientes de los Créditos rápidos online?

El mayor inconveniente es el alto tipo de interés aplicable, también llamado TAE, que en muchas ocasiones supera el 3000% lo cual desde muchas asociaciones de consumidores podría tacharse de usura, pero en la actualidad el gobierno no ha regulado nada la respecto, dejando a la libre competencia su autoregulación.

A pesar de que pueda ser una solución a tus problemas financieros, yo siempre recomiendo buscar otras alternativas a pedirles un crédito a este tipo de compañías, porque el coste en comisiones y honorarios a mi me parece una exageración.

Pero si estas decidido a contratar un préstamo de este tipo, al menos trata de asesorarte en algún portal comparador que el que te he citado antes o aprovéchate de las promociones de prestamos gratis a los nuevos clientes como tienes Vivus

El segundo inconveniente que encuentro es que los plazos de devolución que fijan son muy cortos, la mayoría de ellos de 30 días, con lo cual solo tienes que pedirlos si tienes previsto que a muy corto plazo de nuevo cuentes con ingresos regulares con los que hacer frente a la devolución de préstamo.

Trata de ser lo más responsable posible porque tienes que saber que si no les devuelves el dinero en