Cristian Eduardo Leon Ramirez in Emprendedores y Empresarios, Abogados y Letrados, Negocios y Empresa Consultor en Derecho Mercantil y societario • LaW Juridica S.A.S. May 28, 2020 · 1 min read · 2.4K

De la quiebra a la calma

El trámite de Insolvencia en persona natural NO comerciante es el más oneroso e ineficiente de los instrumentos judiciales de Colombia.

¿Estás a tiempo querido Sequelito, o ya estás en tablas ? 

De la quiebra a la calma

En Colombia, una persona NO comerciante que necesite declararse en insolvencia (quiebra) o reorganización económica deberá cancelar al centro de conciliación, un valor equivalente promedio al 9% de sus deudas, este valor no incluye los honorarios de su abogado ni los gastos de trámite. 

¿Sera posible entonces acceder? ¿Acaso quien desea declararse en quiebra no es precisamente por no tener el flujo de caja suficiente para cancelar a sus acreedores?

No señores, este instrumento judicial tratado en la ley 1564 de 2012, es perjudicialmente oneroso enfrentado a los pocos beneficios legales que entrega. Ahora bien, pagar este monto NO garantiza el resultado de la negociación, esto dependerá del plan de negocio y los acuerdos de pago alcanzados con cada acreedor.

No mal interpreten mis palabras querido amigo, este trámite utilizado estratégicamente y asesorado con la mayor diligencia, podrá eventualmente ser provechoso para tus finanzas. La efectividad del proceso dependerá del monto de las deudas, el origen de las obligaciones, la relación con los acreedores, la existencia de bienes, negocios y plan de acción presentado en cada negociación sometida a votación por los acreedores.  

Si Eres una persona que mantiene menos de cuatro obligaciones económicas, con menos de 90 días en mora y una acrecencia inferior a cincuenta millones de pesos, este trámite no es para ti. Negocia directamente con cada acreedor y EVITA los embargos judiciales

Iniciado el trámite de insolvencia en persona natural NO comerciante, si no tienes bienes para respaldar las obligaciones o un plan de negocio llamativo a tus acreedores, la negociación está llamada a fracasar y habrás perdido tiempo y dinero. 

Si no tienes bienes ni plan de negocio, absténgase de iniciar este trámite, acuerde directamente con los acreedores. 

No se desespere por el acoso de cobradores o asesores, correr podrá generar una mala negociación y no actuar podrá generar la peor decisión, ACTUÉ, ¡¡¡¡SI!!! comience a negociar YA!, elija un buen abogado y no corra. Recuerde el viejo refrán "vísteme despacio que voy de afán". Pues bien, se cauteloso y estratégico que estamos hablando de tu patrimonio. 

Visita nuestras redes sociales y nuestra página (http://lawjuridica.com/), allí encontraras más información.

Escribanos, queremos ayudarte y ser para de la solución. Juntos saldremos de la crisis llamada COVID-19.