Cristina Ballester Martínez en beBee en Español Técnico de gestión 30/11/2016 · 2 min de lectura · 1,9K

Abrir la mente

Hace unos cuantos años se colgó un vídeo en Internet contra el racismo. Ese vídeo ya no está disponible, pero sus conclusiones fueron tan devastadoras que se ha repetido en otros países para saber si los resultados son extrapolables.

No puedo mostraros el vídeo inicial, pero os dejo el enlace de uno de sus "descendientes". No os voy a hacer un resumen, porque considero que es mejor que lo veáis íntegro, ya que no es demasiado largo.

https://www.youtube.com/watch?v=JvWWbO8Kjic

Si ya habéis dedicado un ratito a verlo, ya podemos hablar sobre mis conclusiones personales. 


La sensación de pertenencia a un grupo es vital para el desarrollo psicológico de un niño y no deja de ser importante a medida que crecemos. Todos tenemos amigos y amigas que se parecen a nosotros, de una u otra manera. Puede que no seamos físicamente semejantes pero algo nos hace permanecer juntos, quizás las ideologías, la manera de entender la vida o simplemente las aficiones en común.

Los niños del vídeo se identifican casi en su totalidad, con un muñeco que en nada se les parece, únicamente porque en su mente infantil les han grabado a fuego que lo blanco es bueno y lo negro malo. Al identificar al muñeco oscuro como el malo, como el feo y como el que menos les gusta, la elección de a qué grupo pertenecen ellos es clara. Si yo no me considero feo ni malo, no puedo creer que me parezca más al muñeco negro que al blanco.

En muchos países ser latino es, en la mayoría de los casos, una lacra difícilmente superable. Si preguntamos a las personas españolas si se sienten más identificados con un peruano o con un estadounidense, creo que todo el mundo contestaría que el "yanki" se acerca más a lo que nosotros somos. Sin embargo, si nos paramos a pensar, el peruano tiene en común con nosotros un pasado étnico, una oligarquía eclesiástica y un idioma, mientas que el americano no usa el castellano, su ideología religiosa es una escisión de la mayoritaria en España y su memoria histórica es inexistente.

¿Por qué entonces nos identificamos con un grupo cuando es más lo que nos separa de él que los que nos acerca?

Abrir la mente

La opinión más extendida es la de que nos identificamos con unas personas y no con otras, debido a la socialización que aprendimos de pequeños. Aún sin querer, todo nuestro entorno nos lanza mensajes en contra de ciertas ideas y a favor de otras, que vamos interiorizando sin darnos cuenta.

Con el paso de los años, las mujeres rubias nos caen mejor que las morenas porque la mejor amiga de mamá tenía el pelo claro, los niños de otras razas nos dan miedo porque nos inculcaron que nos intentarían robar y las personas con estudios nos resultan más fiables porque papá siempre criticaba al compañero de trabajo que no sabía hacer la O con un canuto. 


Cuando mi sobrino tenía 5 años (y ahora), adoraba a Spiderman, como casi cualquier niño de su edad. Le resulta espectacular su traje (que a mí me parece de lo más incómodo y delator de cualquier fallo corporal), la posibilid