Cristina Ballester Martínez en Marca Personal y Personal Branding, beBee en Español, Escritores Técnico de selección • ETT 14/5/2018 · 2 min de lectura · 1,1K

Itziar Sistiaga: “Es ese modo de escribir desgarrándose por dentro, vaciándose en sus letras. Es eso y mucho más.”

Itziar Sistiaga: “Es ese modo de escribir desgarrándose por dentro, vaciándose en sus letras. Es eso y mucho más.”

Itziar nació tan cerca de mí que es el mismo trocito de firmamento el que nos arropa cada noche. Yo en Bilbao, ella en Irún. Con sólo dos años de diferencia. Ella, una escritora con libros publicados. Yo, sólo la persona que quiere narrar la historia que hace de ella quién es.

Desde pequeña llegó para iluminar la existencia de su familia, llenándola de música, bailes improvisados y espectáculos nada voluntarios. Su infancia de camino entre los inviernos en Irún y los veranos en Arnedo. En el primero, el colegio, los amigos, la lluvia y el frío vascos. En La Rioja, la cuadrilla con sus primos, el río y el sol.

Tan despierta como curiosa, una de sus aficiones era observar. Pararse y atender a la vida de otras personas, ver qué les movía a hacer lo que hacían y descubrir en sus miradas si eran o no felices. Precisamente por ese hobby, ella misma disfrutaba disfrazándose con los ropajes de otras vidas, jugando a ser quién no era por el mero placer de experimentar qué se sentiría si fuera otra piel la que la cubriese.

Es escritora. Y no lo es porque estudiara para serlo, ni porque garabatee letras en un papel. Lo es porque le corre por las venas. Lo es porque cuando aún ni siquiera sabía que eso era una profesión, ya rellenaba las hojas de un diario. Por la comunión, los niños de aquella época veíamos desfilar muñecas, relojes, pendientes y algún libro. A Itziar le regalaron, además, un diario. Una joya que despertó en ella aquello que siempre había llevado dentro.

De escribir a leer, del papel a la máquina de escribir de su padre. Todo valía para verter las historias que jugaban a formarse en su mente sin esperarlas.

Jugadora de equipo

Inquieta como es, descubrió el baloncesto a los 11 años. Comenzó como un juego pero pronto se convirtió en mucho más. 20 años dedicados a la práctica de este deporte en todas sus categorías, llegando incluso a jugar en la liga francesa, le han convertido en una persona diferente. Hay competencias que, una vez aprendidas, se nos graban a fuego y no desaparecen nunca.

Es una jugadora de equipo, competitiva pero generosa y solidaria. Aprendió a reconocer sus límites, sus fortalezas y debilidades y hacerse grande en la cancha, como ahora lo hace en la vida.

A pesar de que la dedicación al baloncesto no hacía mella en su carrera estudiantil, su mente era su freno. Demasiado avanzada para el modelo educativo vigente, con las ideas demasiado claras sobre cómo debería motivarse a los alumnos, el modo de enseñar del colegio no llegaba a convencerla. Permitió ser seducida por un trabajo que realmente le apasionase, en vez de continuar por la senda de unos estudios que no llegaban a hacerle vibrar.

Gracias a esa decisión pudo continuar con su romance con el baloncesto que, fiel compañero de camino, le seguía recompensando su esfuerzo con ofertas de equipos que querían que fuese uno de sus fichajes.

En algún momento de esta ruta que es la vida, todos tenemos un instante en el que no podemos evitar voltear la mirada. Pensamos que habría pasado si… e Itziar no es la excepción. Hay momentos en los que se plantea cómo de distinta hubiera sido su vida si hubiese optado por la Universidad, por las experiencias que los años de carrera te deparan y qué cosas habrían cambiado.

Pero es un segundo, sólo un instante, porque...sigue descubriendo a Itziar :)



Muchísimas gracias Irene!!!

+1 +1

Por partida doble 😅😅. Que grata sorpresa buscar un nombre y comprobar que la tenemos en la colmena. Comprobareis su personalidad.
Bienvenidisima @Itziar Sistiaga Solana. Es un gustazo encontrarte en la colmena.

+2 +2

Itziar, mujer de mirada intensa, Personalidad inquieta, arrolladora. Un ejemplo más de que muchas personas no encajan en el sistema educativo estandar, no por ello son personas menos inteligentes.

Gracias por conocerla algo más a través de tus palabras, por presentar personas que suman.

Deseando leer la siguiente entrevista.

+2 +2

Itziar, pura energia en su mirada. Mirada que muestra personalidad arrolladora, inquieta. Un ejemplo más de que ciertas personas no encajan con el sistema educativo y no por ello son menos inteligentes.
Una entrevista genial.
Cris eres muy grande y sigues a personas de grandeza espiritual.
No puedo estar más de acuerdo en que son personas que suman.
Espero impaciente la siguiente entrevista.

+3 +3