Cristina Ballester Martínez en beBee en Español, Orientación Profesional Técnico de selección • ETT 13/1/2019 · 1 min de lectura · 1,6K

¿Tú también eres hipócrita?

Uno de los comportamientos que más rechazo genera entre la raza humana es la hipocresía. Esa falsedad en la que digo una cosa, pero actúo de la manera totalmente opuesta, y que se ha ido haciendo un hueco en nuestra sociedad hasta el punto de casi generalizarse.

En la vida diaria la descubrimos en cada esquina. Personas con doble rasero, que condenan comportamientos en otras, pero los pasan por alto cuando son propios.

En Internet aún está más generalizado. Es tan sencillo predicar dónde todo el mundo está dispuesto a atender, que la hipocresía campa a sus anchas, sin que muchas veces ni siquiera lo sepamos.

¿Quién se esconde realmente detrás de las letras que leemos a diario? ¿Es en verdad tan bueno, tan recto, tan sabio el que escribe? Decía Rousseau que el hombre es bueno por naturaleza, que es la sociedad quién lo corrompe pero, ¿realmente la hipocresía es un comportamiento aprendido?

Vivimos en un mundo lleno de tabúes. Hemos superado muchos, religiosos, sociales e incluso educacionales, pero en vez de ser más libres, nos hemos atado a otros. Y eso nos ha convertido a todos en hipócritas, en mentirosos compulsivos.

Porque tú también te callas aquello que no te beneficia, mientes a alguien a quién la verdad le heriría, aconsejas lo que no eres capaz de hacer, ocultas tus demonios y lo haces todo de un modo tan cotidiano que no te das ni cuenta.

La sinceridad no está bien vista, la autoestima se confunde con prepotencia, la dignidad con orgullo, la inteligencia con suficiencia. Así nos vamos colocando capas y capas de corazas que nos separan del mundo, dejando entrever cada vez menos de nosotros mismos. Y, cuando nos damos cuenta, lo que pensábamos que era autoprotección, se ha convertido en falsedad.

Humanamente hipócritas

¿Eres hipócrita? ¿Has caído en comportamientos falsos? Quizás tu primera intención es responder negativamente. Pero vuelve a pensar. Recapacita. Todos tenemos un punto de... Sigue leyendo 


#6 Así es Ignacio! 

0

#5 Muchísimas gracias Jose! 

0
Ignacio Orna (Nacho) 14/1/2019 · #6

La hipocresía, la mentira, el cinismo, la falsedad, la envidia, la codicia, la avaricia y demás “iciás” y pifias actualmente campan a sus anchas como caballos desbocados en el amor, la familia.... en todos los ámbitos incluso en el laboral.

+4 +4

Buen Post @Cristina Ballester Martínez. ¿Cuánta hipocresía somos capaces de generar y soportar? Alguna gente tiene la piel muuuuy fina y la cara muuuuuy dura. Este Producer se merece hacerlo Zumbarrrrrr!!!!

+3 +3

#1 Gracias por comentar Aitor! Me alegra haberte ayudado a reflexionar sobre el tema. Estoy de acuerdo contigo en que no tenemos superados los tabúes, por eso en el post escribo que hemos superado muchos pero nos hemos atado a otros. Respecto al cambio de criterio con la edad, es algo obvio. La madurez, la experiencia nos hacen cambiar de visión pero, para mi eso no es hipocresía. Es crecimiento. Un abrazo.

+1 +1

Este usuario ha eliminado este comentario

0

Este usuario ha eliminado este comentario

0
Aitor Vacas Carrillo 13/1/2019 · #1

Qué buena cuestiòn, es aprendido este comportamiento? Supongo que un antropòlogo te dirìa que las conductas humanas, van transfirièndose de generaciòn en generaciòn y que van enraizàndose en las gentes (según estratos sociales, culturales, econòmicos). Personalmente, creo que las emociones y pasiones son inherentes al hombre, es decir, la envidia, el amor o la hipocresìa en este caso han existido siempre, y por extensiòn, lo seguiràn haciendo, es algo "impepinable". Discrepo que la cuestiòn religiosa o educativa esté superada, pero quién sabe si en un futuro lo haga. Estamos siempre en continuo cambio. Con respecto al cambio de criterio, no sé si te refieres en la acciòn o en el tiempo... En cualquier caso, los criterios con el paso de los años cambia, de hecho si hoy me preguntarás por algo y lo hicieras dentro de 20 años, mis costestaciones serìan diametralmente opuestas. Espero haber dado algo de luz a tu post.  😉 Un saludo.

+2 +2